Una foto en el teléfono de su compañero la hizo entrar en pánico.

Ser intimidado en la escuela siempre ha sido una experiencia desagradable, pues pocos se atreven a defender al que está siendo maltratado y muchos se unen al abusador. Hoy, en plena era de las redes sociales y los smartphones, el acoso escolar ha ido mucho más lejos.

Bailey es una estudiante de secundaria que tiene problemas de sobrepeso.

Twitter @Bayley

Como hacía calor, decidió, por primera vez, usar un vestido que tenía guardado en su armario. Parecía ser un buen día, pero todo se volvió gris cuando llegó al colegio.

De repente, vio una imagen suya, con su vestido, en el snapchat de Dylan, uno de sus compañeros.

Todos se estaban burlando de su aspecto sin piedad.

Twitter @Issa Influencer

Desesperada, le escribió un mensaje a su madre donde le pedía que le llevara una camiseta y un jeans, pues «la gente se burla de mí y me toma fotos. Quiero cambiarme».

Twitter @Bayley

Sin duda que ningún padre espera o quiere recibir ese mensaje, y la madre de Bailey se convirtió en su heroína. Llegó a la escuela con la ropa en sólo 5 minutos.

Esta historia se ha vuelto viral y ha sido compartida con mensajes como:

«Este tipo debe ser tratado. Su texto rompió mi corazón«, o «¡Lleva un vestido de una longitud adecuada y ha sido tratada con crueldad! ¡Dios!»
¡DIOS!

¿Tú que harías en su situación?

Puede interesarte