Por Monserrat Fuentes
26 octubre, 2018

Tuvo que ir a una clínica para que le ayudaran a recuperar la visión. Subió un video mostrando cómo la dejaron.

Tener pestañas pobladas y largas es el sueño de muchas mujeres, por eso existen varios procedimientos que ayudan a que se vean más gruesas y crespas. Aunque son tratamientos estéticos de baja complejidad y casi sin riesgos, las malas prácticas pueden provocar graves daños en quienes caen en las manos equivocadas.

La inglesa Megan Rixson, de 20 años, aprendió cuán doloroso puede ser un tratamiento de extensión de pestañas mal realizado e hizo la denuncia en redes sociales para advertir a otras mujeres.

MeganRixson/Twitter

La chica contó a Buzzfeed que en cuanto empezaron a ponerle las pestañas postizas en el primer ojo, comenzó a sentir ardor, ella le dijo a la encargada que le dolía, pero la mujer le aseguró que eso era completamente normal y que debía mantener los ojos abiertos.

Una vez que terminaron con el tratamiento, Megan ya no podía soportar el dolor. “Estaba ardiendo tanto que mis ojos se cerraban naturalmente, pero ella seguía diciéndome que los mantuviera abiertos. Después de que terminó, me senté en la cama y no pude abrirlos. Le dije que esto no es normal, pero ella seguía diciendo que sí lo era”, relató la muchacha.

MeganRixson/Twitter

Terminó con hinchazón, enrojecimiento y sus ojos no paraban de llorar, inclusive afirmó que perdió la visión por dos horas y que ahora ve todo borroso. ¿Por qué le duele tanto? Rixson cree que usaron pegamento para uñas en sus párpados.

“¡Chicas deben ser muy cuidadosas cuando se hacen las pestañas! Me hice extensiones individuales hoy en algún lugar nuevo y resulta que usaron pegamento de uñas en mis pestañas. Realmente perdí la vista por 2 horas. Afortunadamente, la hinchazón ha bajado, pero todavía hay dolor. Tengan cuidado”, advirtió en Twitter.

MeganRixson/Twitter

Asegura que después de salir del salón se dirigió hasta una clínica para recibir tratamiento, allí le dieron gotas para los ojos y le hicieron un lavado que ayudó a disminuir el dolor.

“Mis ojos se están recuperando bien, todavía son muy sensibles. Ocasionalmente el ojo izquierdo se ve borroso y ambos están un poco adoloridos, pero están mejorando cada día”, dijo a Buzzfeed.

MeganRixson/Twitter

Hay que tener mucho cuidado con estos procedimientos, sobre todo si incluyen químicos (como pegamento) cerca de los ojos y también asegurarse de ir a un lugar con profesionales.

Mira aquí su denuncia.

Puede interesarte