Por Macarena Faunes
20 junio, 2019

La profesional tiene más de 100 mil seguidores en su Instagram y las autoridades le revocaron su título por considerar sus fotografías como no aptas para la cultura birmana. «La sociedad no es propietaria del cuerpo de la mujer», comentó.

Nuestra apariencia física no define nuestros conocimientos ni nuestra calidad como persona. Podemos no usar traje y corbata, y aún así ser grandes profesionales en un rubro. Lo mismo sucede con nuestras redes sociales, donde somos libres de subir el contenido que queremos. No por publicar una foto más osadas seremos catalogados atrevidos.

Una doctora proveniente de Birmania, en el Sudeste Asiático, se le prohibió practicar la medicina por subir fotos en bikini y en poca ropa a su cuenta de Instagram.

https://www.instagram.com/p/BxwMYzABQWL/?utm_source=ig_web_copy_link

A través del perfil @nangmwesan, la profesional Nang Mwe San, de 29 años, publica sus mejores fotografías en traje de baño.

https://www.instagram.com/p/BxAIbw0FOEK/?utm_source=ig_web_copy_link

Pero no tan sólo eso, ya que también deslumbra a sus más de 100 mil seguidores con atrevidos atuendos con los que resalta su escultural figura.

https://www.instagram.com/p/BugjiDmFZGR/?utm_source=ig_web_copy_link

https://www.instagram.com/p/Btm7j_flofc/?utm_source=ig_web_copy_link

A pesar de las advertencias del Consejo Médico de Myanmar, la mujer no dejó de compartir estas osadas imágenes, por lo que fue sancionada por la entidad. Hace dos años que no ejerce como doctora.

View this post on Instagram

do u love me

A post shared by Nang Mwe San (@nangmwesan) on

En enero de este año, Nang fue citada por la entidad para firmar un acuerdo donde se comprometiera a eliminar las fotografías o perdería su licencia, ya que estas iban en contra de la cultura birmana. Papel que nunca aprobó.

https://www.instagram.com/p/Bhd3edcHIQ3/?utm_source=ig_web_copy_link

Al ignorar la orden, su profesión fue revocada el pasado 3 de junio.

https://www.instagram.com/p/BdHNUush_ms/?utm_source=ig_web_copy_link

Ante esto, la mujer manifestó su molestia al medio New York Times.

«Aquí hay mucho sexismo. No quieren que las mujeres tengan posiciones más altas. Y juzgan a las mujeres por lo que nos ponemos. Ni siquiera quieren que usemos pantalones».

-Nang Mwe San a New York Times-

También utilizó su cuenta personal de Facebook para hacer sus descargos, afirmando que cada mujer es dueña de su cuerpo.

«La sociedad no es propietaria del cuerpo de la mujer. Mi cuerpo, mi derecho. Gracias a todos mis seguidores de mi país, Birmania y de todo el mundo que me apoyan y me alientan, los amo a todos». 

-Facebook Nang Mwe San-

Facebook Nang Mwe San

San admitió a Reuters que estaba sorprendida y triste por esta decisión, ya que invirtió muchos años de estudios en su carrera y que jamás faltó a la ética con sus pacientes.

¿Me vestí con atuendos sexy cuando conocía a mis pacientes? Nunca».

-Nang Mwe San a Reuters-

Lejos de desanimarla, esto le permitió concentrarse en concretar otro sueño en su vida: convertirse en modelo.

https://www.instagram.com/p/BQFhMGkAbtr/?utm_source=ig_web_copy_link

https://www.instagram.com/p/Bb0yscch_4J/?utm_source=ig_web_copy_link

https://www.instagram.com/p/Ba4WyZ9BRBD/?utm_source=ig_web_copy_link

Firme con sus principios, la joven afirmó que apelará al consejo para volver trabajar como doctora.

Las apariencias engañan, por lo que no puedes juzgar a una persona por cómo se ve. Tampoco puedes hacer prejuicios de alguien por lo que publica en sus redes sociales. El día de mañana, ese hombre o mujer te podría salvar la vida, tal como esta profesional.

Puede interesarte