Por Isidora Fuenzalida
18 diciembre, 2020

Puso en riesgo su vida e irrespetó las normas del COVID-19. Nunca se había subido a una moto de agua.

Dale McLaughlan, un hombre escocés de 28 años, viajó desde Whithorn, en Escocia, a Ramsey, una ciudad en al norte de la Isla de Man. Quería ver a su novia.

McLaughlan admitió haber ingresado de manera ilegal a la isla tras haber cruzado el mar de Irlanda en una moto de agua. Lo encarcelaron por cuatro semanas.

Noah Corlett

El joven de 28 años pensó que la travesía duraría 40 minutos pero, debido al mal tiempo, le llevó casi cinco horas. Según las leyes del COVID-19 de la Isla de Man, los únicos que pueden entrar, además de los residentes, son quienes tienen permiso especial.

McLaughlan conoció a su pareja, Jessica Radcliffe, una noche de septiembre, luego de que se le concediera permiso para pasar legalmente cuatro semanas trabajando en la isla. Después de regresar a su hogar, McLaughlan intentó más de una vez volver para ver a su nueva novia, pero las autoridades le negaron el permiso.

PA

Así que compró una moto de agua para cruzar el mar de Irlanda, a pesar de los peligros y de su falta de experiencia. Nunca había manejado una, era su primera vez.

Google Maps

McLaughlan llegó a Ramsey alrededor de la 1 pm el viernes pasado. Caminó 15 millas (25 kilómetros) para llegar a la casa de su novia en Douglas. Ella, sorprendida con su llegada, pensó que estaba en la isla por trabajo. No sabía de la locura que había cometido.

El domingo por la mañana, la policía comprobó que McLaughlan había entrado de manera ilegal y lo arrestaron por poner en riesgo a la comunidad tras hacer un “intento deliberado e intencional de circunnavegar” las restricciones fronterizas.

Noel Corlett

“Ni siquiera sabía lo de la moto de agua. Simplemente no sé por qué lo hizo, podría haberse matado”.

–señaló Allison, la madre del joven, a Daily Record

El abogado defensor del escocés dijo en el tribunal que McLaughlan sufría de depresión y que no había podido sobrellevar la cuarentena sin poder ver a su novia.

Krzsysztof Pazdalski

Desde Twitter le aplaudieron por la osada y romántica travesía. “Merece una medalla o un título de caballero”, señalaron algunos cibernautas.

Sin embargo, a pesar de la sorpresa de ver a su novia, el hombre escocés se puso en un riesgo muy real. No tenía ninguna experiencia en el manejo de una moto acuática y podría haber sido mortal.

Puede interesarte