Por Felipe Costa
15 febrero, 2021

Christina y Galip son una pareja rusa que se conoció en Estados Unidos conectando inmediatamente. Tras casarse y tener a su primera hija, la mujer confesó su sueño de tener decenas de niños más. Desde entonces se han puesto en campaña para buscar madres sustitutas. Hoy con 11 retoños, no planean detenerse.

En los tiempos que corren, es más normal escuchar parejas que buscan tener un solo hijo o derechamente no tenerlos. Seamos sinceros, aunque tener niños es una experiencia maravillosa, hay muchos factores que las nuevas generaciones consideran antes, ya sea la libertad, la economía e incluso la sobrepoblación, algo que antes era una mera excusa pero que con el tiempo se vuelve más real.

batumi_mama

Así como hay quienes no quieren traer niños a este mundo, existe el otro extremo, padres que sueñan con tener una familia multitudinaria, como es el caso de Christina y Galip, una pareja rusa multimillonaria que ya tienen 11 hijos y quieren ir por los 100.

La idea comenzó con Christina, quien convenció a su esposo, pero al saber que biológicamente sería imposible soportar tantos embarazos, optaron por buscar madres sustitutas.

batumi_mama

La pareja se conoció en Batumi, Gerogia en Estados Unidos. Christina estaba soltera buscando a alguien hasta que clavó sus ojos en Galip quien pasaba su primera noche en la ciudad. La conexión entre ambos fue instantánea y más pronto que tarde contraerían matrimonio para mudarse definitivamente a la ciudad donde surgió el amor.

Christina se embarazó rápidamente y dio a luz a su hija Vika. Luego de eso, la mujer le confesó a Galip su idea de tener una familia numerosa. El hombre antes tuvo que considerarlo, puesto que ya era padre de dos hijos más grandes de su antiguo matrimonio.

Pero Galip terminó cediendo y desde entonces se han puesto en campaña para encontrar madres sustitutas. Por lo mismo, buscan apoyo clínico que les ayuda a seleccionar a las mujeres idóneas.

“La clínica de Batumi nos elige a las madres sustitutas y asume toda la responsabilidad del proceso. No conocemos personalmente a las madres sustitutas y no tenemos contacto directo con ellas para evitar problemas después del embarazo”.

–Christina Ozturk a Unilad

Dentro de las especificaciones de la pareja están que las madres sustitutas deban ser jóvenes y haber tenido al menos un embarazo antes, así como tener un antecedente completamente limpio, demostrando no tener vicios con drogas o alcohol.

batumi_mama

Actualmente, con 23 años, Christina vive la vida que siempre ha soñado. Considera a su esposo el príncipe azul de su propio cuento y a sus hijos e hijas el mejor regalo del mundo. Si bien puede ser que no lleguen a los 100, no quieren detenerse por ahora e ir cumpliendo su sueño de a poco, mientras pasa el tiempo.

Puede interesarte