Por Alejandro Basulto
6 octubre, 2020

“Lo que importa es su sonrisa”, dijo contenta la orgullosa madre.

Una publicación en Facebook por parte de una mamá contenta y orgullosa de su hijo, conmocionó las redes sociales de Brasil y otras zonas del planeta. Debido a que una residente de Birigui, compartió a través de su cuenta sobre la alegría de por fin permitir que su hijo jugara con una muñeca y pudiera ponerse un disfraz de sirena. Era lo que él siempre había querido, y cuando su madre después de tanta insistencia suya, le dejó tener su propia Barbie, su felicidad no pudo ser más. Viéndose esto hasta en las censuradas fotos.

G1.Globo

En la publicación en la red social, esta mamá contó que al niño siempre le ha gustado “todo lo que es de niña”, pero tanto ella como su papá, se habían mostrado reacios a aceptarlo. Le negaron por mucho tiempo lo que le iba a dar felicidad. Sin embargo, eso cambió.

“Este año su padre y yo llegamos a un acuerdo y decidimos dar nuestro consentimiento. Confieso que mi sueño como madre siempre fue dejarlo ir a la tienda y elegir lo que quisiera, porque nunca lo vi jugando con un juguete sintiéndose feliz (…) Quizás ustedes que están viendo esta publicación no estén de acuerdo con nuestra decisión, pero su opinión no me importa. Lo que me importa es su sonrisa. Y sabe que puede contar conmigo y con su padre para lo que le depara el futuro”.

– escribió esta orgullosa progenitora en el post de Facebook que fue compartido por G1.Globo

G1.Globo

Esta ahora contenta mamá llevó a su pequeño a una tienda, donde lo dejó comprar lo que él quisiera. Ahí este niño eligió un juego, una muñeca y un disfraz de sirena. Lo que siempre había querido. Y todo gracias a que sus padres dejaron sus prejuicios de lado, priorizando el interés superior del niño y la felicidad de su propio hijo. Un caso que a muchos emocionó en las redes sociales, y que de seguro para varios otros se transformará en un ejemplo de cómo corresponder al amor de sus pequeños.

G1.Globo

Si finalmente, este post en Facebook, en el que esta mamá escribió la historia y publicó dos fotos de su hijo disfrazado de sirena junto con la muñeca en su mano, logró más de 70 mil reacciones, además de que más de 26 mil personas compartieron este caso hasta la noche del sábado 3 de octubre. Una demostración de lo que ocurre cuando los padres priorizan el amor y la alegría de su hijo, por sobre sus propios sesgos.

 

Puede interesarte