Por Ignacio Mardones
29 abril, 2020

“Honestamente, era usar una bolsa de plástico en la cabeza o usar el casco”, aseguró Kelly, una residente de Carolina del Norte.

Hoy salir a abastecerse de alimentos se ha convertido en una travesía. Primero, hay que evaluar si es necesario o no; si es que las leyes sanitarias –que generalmente incluyen cuarentena– nos permiten dejar nuestra vivienda. Ya dentro del supermercado, el panorama se vuelve más complicado: tomar precauciones, mantener distancia de otros clientes, la mascarilla ajustada, alcohol gel en las manos, estar atento de alguien que comienza a toser, etc. Es prácticamente una misión ir de compras en época de coronavirus.

Kelly Hogan Painter, una orgullosa madre que vive en Estados Unidos, se vio en la necesidad de ir a las tiendas para conseguir víveres. Pero tenía un gran problema: no contaba con mascarilla (elemento requerido por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de su país). Ante la falta, no vio más opción que utilizar el casco del personaje de la película Toy Story, el carismático astronauta Buzz Lightyear.

Kelly Hogan Painter

Parece una medida desesperada, pero la verdad es que Kelly se lo toma con humor y se ve de lo más bien con su accesorio.

Kelly Hogan Painter

Tras vitalizarse el video, el medio Insider la contactó para sacarle algunas palabras:

“Me di cuenta una mañana de que estábamos comiendo avena, y a ninguno de nosotros nos gusta la avena. Entonces supe que tenía que ir al supermercado. Honestamente, era usar una bolsa de plástico en la cabeza o usar el casco. No tenemos mascarillas en nuestra casa. ¿Quién tiene mascarillas en su casa?”.

-Kelly a Insider

Y es que no tenía remedio, al ver el casco supo que era mejor que la bolsa. Así fue cómo se convirtió, de un momento a otro, en “Kelly Lightyear”.

Cerró la puerta de su casa en Carolina del Norte y acudió al supermercado para concretar su supermisión. Afortunadamente atinó a grabar su hazaña y luego la subió a Facebook, para las risas de todos nosotros.

Kelly Hogan Painter

“Pueden estar riéndose de mí, o pueden estar riéndose conmigo. Realmente no me importa, siempre y cuando se estén riendo”.

-Kelly sobre el incidente, a Insider

Más tarde su supo que Kelly se ha vuelto fan del casco que la ha hecho famosa. Hasta el momento lo ha usado en 15 ocasiones. Prácticamente donde ella va, el casco la acompaña. Al llegar a casa lo desinfecta con Lysol y lo deja en su lugar. 

Kelly Hogan Painter

“Ya no voy a ninguna parte sin él”, asegura. Y concluye: “Espero que algún día mis nietos y tataranietos me busquen en Google y digan ‘¡Oh sí! Creo que ella era genial’”.

Puede interesarte