Por Hisashi Tanida
18 agosto, 2017

La violencia nunca es la respuesta. Bueno, menos ahora 👊🏼💥

No, realmente, la violencia nunca es la respuesta, pero hay quienes la merecen mucho más que otras personas. En la escuela Huntington Beach, en California, un joven de nombre Noah golpeó brutal e injustamente a un compañero ciego llamado Austin, que ciertamente no podía defenderse contra los abusos del matón. Sin embargo, otro joven testigo de la golpiza no dudó en ayudar al joven de visibilidad reducida.

El héroe en este video se llama Cody Pine y es compañero de ambos en la escuela. A pesar de que su enorme sentido de justicia debería ser aplaudido, la escuela decidió suspenderlo por involucrarse en actos de violencia.

Así es, nosotros tampoco podemos creerlo. Sin embargo, no se puede hacer nada contra las políticas del recinto escolar. Por lo menos Noah fue detenido por la policía, algo que nos alegra a todos.

Insistimos, la violencia nunca conduce a nada, pero este tipo de actos heroícos son un ejemplo ¡Muchas gracias Cody!