Por Monserrat Fuentes
7 enero, 2019

Lucy y María nacieron el mismo día y comparten los mismos padres, pero una de ellas es pelirroja de ojos azules y la otra morena con cabello enmarañado. Ahora son adultas y el cambio de una de ellas es radical.

El caso de las hermanas Lucy y Maria Aylmer es una rareza de la genética, algo que parece casi imposible, pero que no es improbable. Las hermanas actualmente tienen 21 años y pese a que se gestaron juntas en el útero de su madre, las diferencias físicas entre ellas son innegables.

Lucy es blanca con pecas, de cabello anaranjado y ojos azules, por el contrario, María tiene frondosos rizos oscuros, piel color caramelo y ojos aceituna. Cuesta creer que son hermanas.

l.a.6.6.6/Instagram

Las características opuestas de las chicas son herencia de sus padres, Donna tiene raíces jamaicanas, mientras que Vince es caucásico. Lucy y María son las menores de la familia que está compuesta por otros tres hermanos: George de 26, Chynna de 24 y Jordan de 23.

¿Lo curioso? Ninguno de los otros hermanos se parece a Lucy o María, «nuestros hermanos tienen la piel de un color intermedio entre María y yo, que estamos en los extremos opuestos del espectro», dijo Lucy a medios locales, «nadie cree que somos gemelas. La mayoría de los gemelas se ven como dos guisantes en una vaina, pero nosotras no habríamos podido vernos más diferente aunque lo intentáramos», dijo la joven.

No solo la apariencias de ellas distintas, sus personalidades también son polos opuestos, Lucy se define como tímida y reservada, estudia arte y diseño Gloucester College, por otra parte, María es muy estudiosa y aplicada, cursa derecho en la Universidad de Cheltenham.

Así están las chicas ahora.

l.a.6.6.6/Instagram

María, prefiere es estilo natural y simple.

mariaaylmer/Instagram

Lucy tiñó su cabello de rubio, ama los piercings y le gusta tener una apariencia de muñeca.

l.a.6.6.6/Instagram

Es casi imposible creer que son hermanas.

l.a.6.6.6/Instagram

Así como las mellizas Aylmer, también se han registrado otros casos similares, en donde la raza de los padres juega un rol fundamental.

Puede interesarte