Por Monserrat Fuentes
7 junio, 2018

Es como si fueran dos personas completamente diferentes.

Amber Luke tenía 16 años cuando desarrolló lo que ella llama una adicción por los tatuajes y las modificaciones corporales, de eso han pasado 7 años y actualmente tiene 23 años y ha acumulado una largo lista de intervenciones que la han convertido en una persona completamente diferente.

@amber__luke

La australiana oriunda de Nueva Gales del Sur ha gastado más de $13 mil dólares en tatuajes y otras modificaciones que incluyen separarse la lengua en dos, expandir los lóbulos de las orejas com implantes de silicona y tatuar sus globos oculares de azul.

@amber__luke

Amber confesó a DailyMail Australia que sus amigos la apodaron “dragón blanco de ojos azules” o en inglés, “blue eyes white dragon” por el color de sus lóbulos.

“Mis amigos, me llaman así porque me asemejo a un dragón con mis ojos y mi lengua”, dijo la muchacha.

@amber__luke

Además, agregó que antes de comenzar con su proceso de “transformación” no se sentía bonita y que odiaba la forma en que se veía.

“Cuando veo fotos de antes y después me veo muy simple, odiaba la forma en que solía verme. Era aburrida”, dijo a DailyMail, “Tan pronto como cumplí los 16 años, me inspiraron los que me rodeaban para tatuarme. Anhelaba saber cómo era la sensación. Desarrollé una adicción a los 16 años de edad. Cuando llegué a los 18, ya tenía tres tatuajes. Y cuando cumplí 18 años, decidí obtener mi primera gran pieza”, confesó.

@amber__luke

Ahora muestra con orgullo sus más de 50 tatuajes, pero ¿cómo lucía antes de tener el cuerpo lleno de tinta? Amber reveló su aspecto a la edad de 15 años.

@amber__luke
@amber__luke
@amber__luke

¡Qué gran cambio!

Puede interesarte