Por Monserrat Fuentes
9 noviembre, 2018

“Me dio una idea clara y me permitió imaginar lo que quería. Así que en lugar de sólo fumar socialmente, decidí incorporarla a mi régimen de dieta”, afirma la mujer.

Ayan Ikra es una chica canadiense de 28 años que toda su vida ha lidiado con el peso y con la inseguridad que éste le provocaba. Constantemente hacía dietas, probó todos los métodos y “secretos milagrosos” para rebajar kilos, pero nunca logró los resultados esperados.

La frustración y el efecto rebote que le provocaron las dietas fallidas que hizo durante 10 años la llevaron a pesar más de 120 kilos (269 libras), pero eso cambió radicalmente cuando comenzó a consumir marihuana regularmente, aseguró a Dailymail. “En 2013, llegué a pesar 269 libras y usé una talla 18 de Estados Unidos. Me sentía tan avergonzada porque pesaba 100 libras más que mi papá”, confesó.

Ayan Ikra

Dos años más tarde, en el 2015, se le ocurrió la idea de utilizar la marihuana como motivación, creyendo que sus efectos la ayudarían a concentrarse más en su meta de perder peso y no rendirse después de pocos intentos, como le sucedía antes.

“Me llegó con la idea de usar hierba porque siempre me ha gustado fumar marihuana. Tuve mi primer acercamiento a los 19 años”, explicó, según consagra Infobae. “Me dio una idea clara y me permitió imaginar lo que quería. Así que en lugar de solo fumar socialmente, decidí incorporarla a mi régimen de dieta”, dijo.

Ayan Ikra

La chica relata que comenzó a fumar dos cigarrillos de marihuana al día y después de cada uno se iba a una clase en su gimnasio local o se ejercitaba en una trotadora. “Hacía ejercicio una hora, pero no se sentía agotador cuando estaba fumada”, explicó Ayan.

¿Cómo combatió el bajón de hambre que viene después de estar drogado? Afirma que consumía hierba poco antes del almuerzo o de la cena y que siempre se preocupó de comer alimentos saludables.

Ayan Ikra

“Fumaba justo antes de la cena o el almuerzo y cuando el bajón llegaba, siempre me aseguraba de preparar una ensalada o una comida saludable como huevos revueltos y pimientos verdes o una ensalada de pepino y espinacas con limón y sal en lugar de un aderezo graso”, dijo a Dailymail.

Dos años después de empezar a consumir marihuana como motivación, llegó a su peso ideal, alcanzando la meta de 70 kilos. Su nueva figura mejoró su autoestima y la confianza en sí misma.

Ayan Ikra

En Canadá se aprobó el consumo recreacional de marihuana el mes pasado, pero Ayan asegura que su consumo sigue estando asociado a un estigma, pero eso no le importa porque a ella le ayudó a lograr su objetivo.

Puede interesarte