Por Alejandro Basulto
9 noviembre, 2020

La buena noticia ocurrida en Nigeria fue compartida por su sobrina, quien fue testigo de todo lo que le costó volver a ser mamá otra vez.

Ser mamá o papá, debe ser uno de los momentos más inolvidables en la vida de una persona. Es recibir una vida que uno mismo se encargó de crear, y de la que ahora uno será responsable de criar y de velar por su correcto desarrollo. Sin embargo, a pesar de que para algunos no se les hará tan difícil tener hijos, sea por razones naturales o económicas, ahí otros para los que sí es muy complicado. Como ocurría con una mujer nigeriana, que tras tener su primera niña, intentaba e intentaba tener otro bebé, y nada le funcionaba.

Merit Anosike / Facebook

El caso de esta madre africana fue compartido por su sobrina Meri Anosike en un grupo de Facebook, quien, entre otras cosas, contó que su tía llegó a tener una grave crisis psiquiátrica después de que tuvo un aborto espontáneo particularmente traumático en uno de sus tantos esfuerzos por ser mamá por segunda vez. Pasó 14 años realizando intentos para tener un hijo después de haber parido a su primera bebé. Años en los que vivió momentos difíciles, como lo fueron los muchos abortos espontáneos que padeció.

“Recuerdo un particular aborto espontáneo que tuvo hace algunos años que la hizo perder la cabeza, mi tía comenzó a comportarse de manera anormal”

– contó Merit Anosike en Facebook

Merit Anosike / Facebook

El esfuerzo y todo lo que quería tener un hijo, tuvo su premio. Los malos y oscuros días en los que sufrió para poder tener a otro bebé en sus brazos llegaron terminaron cuando hace unos días, logró parir a un nuevo pequeño. Un lactante nacido de ella, que se sumó a la familia luego de más de una década y varios abortos naturales producto de su perseverancia.

“Solo queremos devolverle toda la gloria, señor. Después de esperar 14 años, Dios en su gracia infinita mostró la gracia de mi tía y la bendijo con un bebé. Su primer hijo está en saludable y ahora aquí está el segundo, la gente ya no le preguntará cómo está su hija, ahora es cómo están sus hijos”

– relató Merit

Merit Anosike / Facebook

Finalmente, puede apreciarse en las fotografías que subió su sobrina, el cómo esta mujer celebró y no contenía su felicidad luego de ser testigo del nacimiento de su segundo hijo. Un niño que llegó luego de tiempos complejos, después muchos intentos y momentos dolorosos, pero que hizo que todo aquello valiera la pena, al convertirse en el regalo que siempre buscó su mamá. Sin duda será un bebé que estará recibiendo constantemente amor.

Puede interesarte