Por Alejandro Basulto
5 junio, 2020

La señora Zhao de China le envió a su puerta grandes cantidades de esta planta a quien era su novio, el que rompió con ella porque «ella fue muy dramática».

Los quiebres amorosos son bien dolorosos. Realmente hay que estar en la suela de los zapatos de quienes los sufren, para entender cuánto duele separarse de la persona que en algún momento, uno amó mucho, o que hasta, todavía, tras el rompimiento de la relación, la sigue amando. Y una mujer desconsolada de China, en plena pandemia del COVID-19, demostró cómo no hay que afrontar un quiebre con el ex, debido a que en vez de buscar el apoyo de sus seres queridos para después dar vuelta la página, ella decidió enviarle a quien era su pareja, una tonelada de cebollas, para «hacerlo llorar» tanto como ella lloró.

Televisión Zhejiang / Weibo

De esta manera, la ex novia, conocida como la señora Zhao, demostró lo devastada que quedó tras ser abandonada por quien fue su pareja por más de un año. De hecho, tal vez lo que más le dolió, fue que su ex pareja no derramara lágrimas después de la separación por la que ella pasó tres días llorando. A raíz de eso, y contando con el dinero suficiente, contrató un conductor de reparto para que con un camión cargado de cebollas, se la fuera a dejar a su ex en el complejo residencial en Zibo, Shandong, donde él vive.

Televisión Zhejiang / Weibo

La señora Zhao lleva tiempo intentando contactarse con su ex novio, no pudiendo en el intento, según mencionaron en una transmisión en el Zhejiang de la televisión china. La finalidad de pedir tantas cebollas, era para que según sus propias palabras, él «supiera el sabor de las lágrimas». Esto mientras el repartidor pasó más de cuatro horas moviendo la tonelada de cebollas a la puerta de su ex novio.

Anterior pareja de la señora Zhao, que le dijo más tarde al sitio Shandong Net, que él había roto la relación con ella debido a sus «comportamientos exagerados», que habrían llegado a ser sumamente molestos. «Mi ex novia fue muy dramática. Ella les dice a todos que no he derramado una sola lágrima desde nuestra ruptura (…) ¿Soy una mala persona por simplemente no llorar?», dijo el ex novioSin embargo, los que sí han llorado han sido sus vecinos, quienes acusaron que todo el complejo apesta a cebolla.

Puede interesarte