Por Alejandro Basulto
13 julio, 2020

Acusó que algunos le pedían favores indebidos a cambio de mejoras en su empleo. Mientras ella está feliz de su apariencia, por la que ha gastado más de USD$100.000 en cirugías.

De seguro muchas niñas crecieron jugando con Barbie. Una muñeca de plástico muy linda y que podía utilizarse haciéndola protagonista de diferentes oficios y profesiones. Un juguete que marcó la infancia de muchas hoy mujeres.

baedollbarbie / Instagram

Pero claramente, no tanto como sí le significó para su vida a la modelo Barbara Luna Sipos, quien desde que era una niña, siempre había soñado con parecerse lo más posible a una Barbie. Se enamoró tanto de la apariencia de esta muñeca que se quiso convertir en su versión humana.

baedollbarbie / Instagram

Fue así como a sus 17 años se sometió a su primer procedimiento cosmético, aumentándose los senos, y hoy a los 22 años, acumula un total de 10 cirugías, todas con la finalidad de parecerse a Barbie. Ella declaró nunca haberse sentido fea, pero afirma sentirse mucho más feliz ahora de lo que estaba antes gracias a sus múltiples cirugías. Sin olvidar que todavía planea someterse a una tercera rinoplastia, junto con una operación de extracción de costillas e inyecciones de glúteos.

baedollbarbie / Instagram

Afortunadamente para Barbara, a su ex esposo, que conoció en agosto del 2016, le encantó tanto la apariencia de muñeca como a ella, por lo que le costeó todas sus cirugías cosméticas, gastando más de 100 mil dólares estadounidenses en su, en ese entonces, esposa.

baedollbarbie / Instagram

Sin embargo, no todo ha sido felicidad para esta modelo web, debido a que muchos hombres, le han hecho la vida imposible acosándole en sus diferentes trabajos. Por lo que encontrar un empleo regular se le ha hecho muy difícil.

baedollbarbie / Instagram

«A los quince años, comencé a trabajar como asistente en un agente inmobiliario, pero todos mis jefes e incluso los clientes trataron de ser sexuales conmigo a pesar de que nunca me porté bien o me vestí como una ‘tonta’.

Fue mi aura y carisma lo que enloqueció a los hombres. Entonces me di cuenta de que este tipo de trabajo no era para mí porque vivo en una sociedad en la que una mujer muy atractiva no tiene muchas opciones para mantener su trabajo u obtener una posición más alta sin dar sexo a los hombres, lo que no quería.

Es porque todavía vivimos en una sociedad patriarcal, nos guste o no. Estoy totalmente a favor del feminismo, pero las chicas muy femeninas como yo, no deberían tener que tratar con hombres en el lugar de trabajo. Los hombres son impulsados ​​por su sexualidad y es difícil para ellos estar cerca de una chica sexy»

– contó Barbara Luna, según consigna Unilad.

baedollbarbie / Instagram

Poco después de renunciar a su empleo, fue cuando conoció a su ex esposo, de quien se divorció en noviembre del 2019, luego de tan solo dos años de matrimonio. Tras separarse, ha trabajado como modelo de lencería, ya que acusa tener ansiedad para trabajar en «empleos normales».

«Los hombres aman mi aspecto. Algunos hombres de mente cerrada que no son seguros de sí mismos no quieren salir conmigo, lo cual está bien. Me gustan las personas de mente abierta y me gusta impresionarlas y mostrarles que no solo soy una tonta sin cerebro, sino que es difícil para mí hacer que la gente me tome en serio»

– dijo también, Barbara.

baedollbarbie / Instagram

En la actualidad, esta modelo parecida a Barbie, comparte sus fotografías en su Instagram, donde tiene más de 14 mil seguidores después de tan solo 62 publicaciones. Ella busca que la gente se dé cuenta que es más que una cara bonita. Y así, entre otras cosas, hallar un marido para siempre, que la acompañe en las buenas y en las malas.

Puede interesarte