Por Luis Lizama
26 agosto, 2019

“Me ahoga con su extremo amor y afecto, incluso me ayuda a limpiar la casa sin que yo se lo pida”, enfatizó la demandante 🤔

En todos los matrimonios hay momentos complicados. No todo es color de rosa, pues todos somos y pensamos diferente. También hay que saber salir adelante, olvidarse y solucionar el conflicto, para eso hay que poner fuerza de voluntad. A veces nos esmeramos por hacer bien, pero algunos se pasan.

Una mujer pidió el divorcio porque su marido era “demasiado perfecto”. Acudió a los tribunales de su país para separarse de su pareja, molesta porque intentaba ser “el marido perfecto”.

Imagen referencial – Pixabay

La insatisfecha mujer, habitante del Emirato de Fuyaira, se cansó de la actitud de su marido y le pidió el divorcio. Estaban casados hace un año aproximadamente, pero la mujer se aburrió. Consideró que era demasiado amable con ella.

Imagen referencial – Pixabay

Según consigno el periódico local Khaleej Times,  el hombre acudió a la cita en la corte, para defenderse y así evitar que su matrimonio acabara. Reconoció los cargos y aseguró que todo lo hacía para ser “el marido perfecto”. Además, alegó que “no es justo juzgar un matrimonio por el primer año, debemos aprender de nuestros errores”. 

“Nunca me gritó ni me rechazó. Me ahoga con su extremo amor y afecto, incluso me ayuda a limpiar la casa sin que yo se lo pida. Desde hace un año nunca tuvimos ningún problema”

Comentó la mujer durante la audiencia

El acusado pidió reconsiderar la demanda pidiendo más tiempo, para mejorar y corregir los problemas (Mejor dicho crear los problemas). También comentó que se había sufrido una fractura en una de sus piernas mientras se ejercitaba, ya que la mujer se había quejado de su peso. 

Imagen referencial -Pixabay

Insólito caso, pero habría que estar en sus zapatos para saber la verdad. Quizás el marido es muy hostigoso, quizás su actitud es falsa o quizás ella cree que esconde algo. Finalmente la justicia decidió no acoger la demanda y continuar con el matrimonio, fallando contra la mujer. 

Puede interesarte