Por Luis Lizama
24 julio, 2020

Varias personas grabaron el incómodo momento, donde hubo aplausos y gritos. La mujer les respondió que podían «aplaudir todo lo que quieran». Se enojó.

El coronavirus está cambiando la forma en que nos relacionamos. Ahora debemos mantener la distancia social, evitar aglomeraciones y tratar de usar siempre mascarilla. Lamentablemente algunos no entienden aquello, pero la justicia les llega de una u otra forma.

Esta mujer se negó a utilizar su barbijo en un vuelo y el personal del avión debió expulsarla. Su prepotencia quedó registrada en varios videos, donde también se escuchan los aplausos de los otros pasajeros. Terminó furiosa.

Uno de los testigos, que grabó el momento, publicó el video y recibió miles de comentarios graciosos, quienes reían con la reacción de la mujer.

Casos como este ya son habituales, de personas que no escuchan e insisten en no ocupar barbijo. 

Twitter @BookofJonah

A pesar de que la aerolínea tenía todos los protocolos publicados para los usuarios, la mujer argumentó que tenía una enfermedad, que no podía utilizar la protección.

El avión se dirigía desde Ohio a Carolina del Norte (Estados Unidos), donde los contagios siguen activos y las medidas deben respetarse completamente.

Imagen referencial – Pixabay

La mascarilla debe ir sí o sí, en lugares donde tengamos contactos con otras personas.

Todo comenzó cuando los tripulantes advirtieron a la mujer, donde inició una discusión que terminó con la mujer sacando sus maletas. En ese momento varios pasajeros empezaron a grabar y aplaudir. 

El enojo de la protagonista era evidente, casi gracioso, mientras les decía «pueden aplaudir todo lo que quieran». La mandaron de vuelta al aeropuerto.

Twitter @BookofJonah

La polémica mujer fue bautizada como Karen, un apodo usado para las mujeres blancas y «privilegiadas». Ella terminó en varios registros de Tiktok, Instagram y Twitter, rápidamente se volvió viral y generó el reproche de muchas personas.

¿Eres de los que odio los barbijos? Bueno, acostúmbrate, porque llegaron para quedarse y, mientras más los utilicemos, más rápido se irán.

 

Puede interesarte