Por Alejandro Basulto
23 abril, 2019

No te podrás sacar esta imagen de la cabeza. Sí, cada glándula mamaria luce así por dentro.

A muchos cuando nos enseñaron en biología sobre el cuerpo humano, aprendimos sobre el sistema circulatorio, digestivo, reproductivo, entre otros, pero nunca se nos mostró el cuerpo femenino de frontal en su capa muscular.

«Me di cuenta de que nunca había visto una foto del sistema muscular femenino. Así no es cómo me imaginaba que lucirían los conductos de leche».

Ese trabajo lo hizo la usuaria de Twitter, @lemonadead, quien subió la imagen del sistema muscular femenino. Y posiblemente lo que a muchos sorprendió, fue ver los conductos lácteos. Confundibles a distancia con una flor, de cerca era un montón conductos que entre sí conforman una figura floral, pero de carne y otras sustancias.

medicalnewstoday

«Woah mi tripofobia acaba de estallar por favor detente»

– fue la respuesta de la usuaria @bofalebill.

Una reacción que tuvo mucho eco entre los tripofóbicos fue el rechazo, ya que son quienes siente aversión hacia el conjunto de agujeros, hoyos o huecos. Es una ansiedad hacia patrones repetitivos, como los que se ven en la imagen que subió @lemonadead.

GETTY IMAGES

La imagen generó muchos comentarios que básicamente expresaban que lo mejor hubiera sido no verla. Que su vida hubiera seguido mejor sin conocer cómo se ven los conductos lácteos o que simplemente, ver el diagrama les causó susto o trauma.

Otras por su parte fueron más optimistas, como la twittera @sierrabestill:

«¿Por qué todos dicen que es asqueroso? Tenemos literalmente flores en nuestras tetas, son tan geniales»

Unsplash

Y es verdad que tiene un punto.

Puede interesarte