Por Alejandro Basulto
31 agosto, 2020

La pequeña estuvo aproximadamente 30 segundos en el aire, hasta que fue recibida por las personas que la esperaban preocupadas abajo.

Un festival de vuelo de cometas en Taiwán tuvo un desenlace tragicómico luego de que una niña de 3 años se enredara en la cola de uno de estos volantines gigantes y saliera volando por los aires. Suceso que ocurrió durante una de las ceremonias más características de esa zona de Asia, y que por sobre todo, llama la atención de los más pequeños, quienes son los que más disfrutan haciendo volar estos objetos y juguetes que son muy famosos en diferentes culturas alrededor del mundo. Sin embargo, esta pequeña taiwanesa y sus familiares, nunca pensaron que una tarde suya tendría un momento de tan alto impacto.

Y es que de hecho en el peor de los casos, la pequeña podría haber terminado impactándose contra el piso o contra una pared o estructura dura, que la hiriera y lastimara. Debido a que luego de verse enredada por un cometa en el festival internacional de estos, que se realizaba en la ciudad de Hsinchu, al sur de la capital Taipei, salió volando por los aires, para sorpresa y preocupación de una multitud de espectadores que se encontraban en el lugar. Todos veían como la niña de tres años era tirada por los aires por una gran cometa naranja de cola larga sin saber cómo ayudarla.

Esto se habría originado, cuando los organizadores preparaban este objeto volador, encontrándose, justo al momento de ser soltado, una niña pequeña enredada en su cola. No está claro aún cómo ella quedó atrapada en este incidente y todavía se están investigando las causas. Mientras que en los videos recogidos, se pueden escuchar los gritos de la pequeña cuando fue elevada en el aire, siendo balanceada de manera salvaje por la cometa y el viento. 30 segundos estuvo en el aire, antes de que la cometa bajara lo suficiente para que pudiera ser agarrada por los presentes.

Finalmente, tras ser rescatada, la llevaron rápidamente al hospital con su madre y persona del festival, donde fue diagnosticada solo con heridas leves con abrasiones en la cara y el cuello, según consignó la Agencia de Noticias del Gobierno de Taiwán. Fue con prontitud dada de alta y está ahora en su casa con su familia. Mientras que en un comunicado, el alcalde de Hsinchu, Lin Chih-chien, se disculpó por lo ocurrido y suspendió de inmediato el festival para garantizar la seguridad de las personas que se encontraban en el lugar.

Puede interesarte