Por Felipe Costa
11 noviembre, 2020

Pudo desbloquear el teléfono, buscar entre los contactos y hacer una llamada, todo ella sola.

Mucho se ha hablado últimamente de la hiperconexión que tienen los niños con la tecnología a edades muy temprana. Expertos afirman que esto provocaría ciertos daños en la capacidad de respuesta en momentos de crisis al no desarrollar completamente su corteza prefrontal. Pero ¿No se estará demonizando mucho el que un niño o niña tenga acceso a un teléfono? Porque básicamente, que sepan usar estas tecnologías, puede significar salvar vidas.

Autumn Collins es una niña de apenas cinco años, que gracias a saber usar un teléfono inteligente, literalmente le salvó la vida a su madre cuando sufría un fuerte episodio de epilepsia repentina.

Atumn Collins – Liverpool Echo

La historia de Autumn y su madre, Nicola, comenzó una tarde tranquila cuando ésta le preparaba a su hija un pastel en la cocina el pasado 28 de octubre.

Estando ambas en la cocina, a Nicola le comienza a dar un extraño cuadro que la tumbó en el piso. Le estaba dando una epilepsia.

La mujer que yacía en el suelo era incapaz de hacer cualquier cosa, pero por suerte su hija estaba con ella. Autumn que a su edad no sabe leer, aunque suene extraordinario sí sabe como ocupar un celular, por lo que se dirigió rápidamente al sofá donde estaba el aparato móvil, no sin antes poner una almohada en la cabeza de su madre y procedió a llamar por FaceTime a una amiga de su madre, Laura.

Pero quien contestó no fue Laura sino su sobrina, a lo que Autumn se apresura y le dice “¿Puedes decirle a Laura que mi mamá está teniendo un ataque?”.

Nicola Collins – Liverpool Echo

Gracias a la rápida acción de esta niña, la amiga de su madre llegó prontamente a la casa. Autumn buscó las llaves de la casa y las dejó bajo la puerta a través de la entrada del correo. Toda una gran hazaña. Laura entro a la casa e hicieron el llamado a una ambulancia que llegó en el momento justo.

Nicola contó al Liverpool Echo que no podía creer que su hija no solo haya ido instintivamente por el teléfono, sino que además desbloqueó el código e ingreso a los contactos hasta llamar a su amiga

Apoyo – Pixabay

Sin lugar a dudas una hazaña increíble que nos hace replantearnos sobre el uso de la tecnología en niños pequeños. Si bien todo exceso es malo, hay herramientas que hoy pueden significar salvar vidas con la debida educación.

Puede interesarte