Por Luis Lizama
8 enero, 2020

“Queridos Reyes Magos, soy Bere y este año no te pediré nada, tráeme lo que puedas. Nada más te voy a pedir que en Australia llueva y apague el insendio (sic) y salven a todos los animales”, escribió la pequeña Berenice de Tucumán (Argentina).

La inocencia de los pequeños es la esperanza del futuro. Ellos serán los protagonistas de las futuras historias, responsables de mejorar lo que nosotros no hemos podido. Allí es cuando aparece su bondad, la empatía y solidaridad, cualidades que Berenice conoce muy bien.

Tiene apenas 10 años y envió una carta pidiendo a los Reyes Magos que llueva en Australia. Dejó de lado sus intereses personales y les dijo “tráeme lo que puedas”, rogando solo una cosa: que se apaguen los incendios. Quiere salvar a los animales y a las personas.

Revisa la entrevista a su mamá, Alina, junto a la pequeña Berenice, quienes enviaron la carta al medio lv12:

Los periodistas de la radio entrevistaron a la madre y la protagonista de la linda historia. Su personalidad y consciencia saltan a la vista inmediatamente. 

Según relata Berecine, siempre están revisando las redes junto a su abuela y su madre, sobre cómo cuidar el planeta, lo que está pasando y qué hacer.

Incluso dijo haber llorado mientras veía algunos videos de lo que está pasando en Australia. 

Vía Tucumán

“Queridos Reyes Magos, soy Bere y este año no te pediré nada, tráeme lo que puedas. Nada más te voy a pedir que en Australia llueva y apague el insendio (sic) y salven a todos los animales. Muchas gracias, los quiero con mucho amor”.

Escribió Berenice, de 10 años, en su carta para los Reyes Magos.

El sueño de la pequeña es que todas las personas tomen consciencia de lo que está pasando en el mundo, que se logren hacer cosas importantes y se detenga la contaminación del mundo. Su actitud es para aplaudir de pie, con apenas 10 años. 

No sé ustedes, pero nosotros recobramos la fe en la humanidad.

Reuters

La situación en Australia es más que alarmante. Muchas personas en el mundo se ven afectados por las imágenes que circulan, por el estado del planeta, su flora y su fauna. Esperamos que quien sea que pueda, los Reyes Magos, Santa o Dios, escuchen el pedido de la pequeña Berenice y el mundo entero, para que se detengan los incendios en Australia.

Si deseas ayudar a combatir el fuego en Australia o salvar animales afectados por las llamas, puedes donar a las siguientes organizaciones:

Hospital de koalas en Port Macquarie

Hospital de la fauna silvestre de Currubin

CFS volunteer firefighters

Australian Koala Foundation

Australia nos necesita. 

Puede interesarte