Por Cristofer García
18 junio, 2020

Al pequeño Asher cuando le dijeron que no podía acompañar a su padre a la misiones de bombero, decidió entrenar para cuando crezca. Es casi un profesional.

Asher Shell a sus tan solo 3 años ya ha decidido que quiere ser bombero por el resto de su vida. Este chiquillo siguiendo el ejemplo de su padre, quien es bombero y paramédico en el Departamento de Bomberos de Boynton Beach, en Florida, ya ha comenzado a entrenar para ser como él cuando crezca.

Y es que no es para nada casualidad que haya elegido esta profesión a su edad tan temprana. En su familia existe una larga tradición de servir a las fuerzas de rescate, luego de que sus abuelos sirvieran en sus tiempos para cuerpos parecidos. Es algo que prácticamente lleva en la sangre.

Familia Shell

Cada vez que Asher ve partir a su padre, Christopher Shell, de 34 años, a las arriesgadas misiones que su trabajo demanda, a él le encantaría acompañarlo, para también apagar fuegos y rescatar personas.

Familia Shell

Sin embargo, al ser tan pequeño, esto es imposible. Eso nos significa que Asher vaya a perder tiempo, por ello, su familia lo ha ayudado a crear un área de entrenamiento por etapas en el patio de su casa para que pueda practicar y convertirse en un gran bombero en el futuro.

Familia Shell

En un video difundo en redes sociales por la familia se puede ver al pequeño montarse en un camión miniatura de bomberos, bajarse y apagar unas llamas con la ayuda de una manguera. Luego, después de superar estas etapas pasa a la estación final, donde ayuda a un maniquí (que hace de persona herida) a recuperar la respiración con una técnica de reanimación cardiopulmonar.

Familia Shell

Tan solo tiene 3 años de edad y ya marcó lo que hará por el resto de su vida, sin duda alguna. Está muy seguro de que es lo que quiere, por eso su familia lo apoya desde tan temprano. Es su pequeño orgullo.

Puede interesarte