Por Alejandro Basulto
9 octubre, 2020

Un día que el pequeño Luiz Fernando Queppi Campi nunca olvidará.

El pequeño Luiz Fernando Queppi Campi, de 5 años, es un niño brasileño que reside en el poblado de Colatina, destacando entre sus pares por ser un efusivo y completo enamorado de los autobuses y de la empresa a cargo de ellos en su zona, Viação Joana Darc. Sabe todo acerca de ellos, se ha informado mucho sobre ese medio de transporte y siempre ha anhelado tener una fiesta que tenga esa temática. Deseo del que se enteró la empresa transportista, la cual junto con su familia organizaron una fiesta de cumpleaños sorpresa para él.

Diario Do Transporte

La decoración fue realizada por la compañía Viação Joana Darc, la que incluso le regaló a Luiz un juguete de autobús y un informe de conductor, que fue hecho solo para él. Pero si llegar a su casa y ver todo adornado con autobuses y cosas relacionadas, no era ya suficiente alegría para este pequeño, lo que venía después era aún más increíble.

“Es muy gratificante ver a un niño amar tanto nuestra empresa y referirse a los autobuses de Joana Darc como ‘mi autobús’. La conexión de Luiz Fernando con nuestra empresa es el resultado del trabajo duro, la dedicación y la formación de nuestro equipo, siempre animado a hacer lo mejor para los pasajeros. Por eso, organizamos la fiesta junto con la familia y el resultado nos da la sensación de una misión cumplida”

– declaró Elessandra Soella D´avilla, responsable de Recursos Humanos de Viação Joana Darc, según consignó Diario Do Transporte

Diario Do Transporte

Porque luego de estar un tiempo en su fiesta con su transporte favorito como temática, este niño y su familia fueron invitados a realizar un recorrido en uno de los buses de la empresa. Pudiendo Luiz sentarse en la cabina del conductor y sacarse una foto manejando el vehículo. ¡Lo que más quería! Sin duda no podía ser más feliz en ese momento.

Estoy muy feliz porque se hizo realidad un sueño, que era hacer una fiesta con el tema de Joana Darc, y un ‘bus’ solo para él. Valió mucho la pena porque estaba muy feliz. No hay forma de describir la emoción que hubo en ese momento, creo que ni siquiera se estaba creyendo lo que estaba pasando. Incluso durmió con los autobuses que ganó. Esta pasión por Viação Joana Darc existe desde hace años. Su diversión es ver pasar los autobuses y tocarle la bocina

– dijo la mamá de Luiz Fernando–

Diario Do Transporte

Historia que realmente emociona, porque demuestra la inocencia y esa alegría tan pura de la niñez, además del buen corazón de quienes ante sus deseos, respondieron de la mejor manera. Nuestras sinceras felicitaciones tanto al niño, por su cumpleaños y su inolvidable fiesta, como también a la empresa por hacer realidad lo que un niño más quería.

Puede interesarte