Por Constanza Suárez
10 noviembre, 2020

Daniel Honciuc Menéndez es superdotado y ya terminó el bachillerato internacional. Ahora deberá elegir entre instituciones educativas de Canadá, Estados Unidos y Ecuador.

Con tan sólo 12 años, Daniel Honciuc Menéndez terminará el bachillerato internacional y está listo para comenzar su etapa universitaria. De hecho, 12 instituciones mundiales ya lo aceptaron. Su futuro podría estar en la Física o en la Ingeniería Aeroespacial. El pequeño tiene una dotación superior. 

En septiembre de 2019 el menor comenzó el proceso de admisión, rindiendo exámenes y prueba de grados. 12 universidades de Estados Unidos, Canadá y Ecuador lo admitieron. 

El Universo

Daniel vivía en Venezuela, luego en Inglaterra, lugares donde realizó las pruebas. En Quito, estudió en la Academia Cotopaxi, en donde empezaron a hacer las modificaciones curriculares, bajo monitoreo del ministerio de Educación para que su aprendizaje sea más rápido. Entre los 9 y 10 años ya estaba listo para cursos más avanzados

En conversación con El Universo, la madre de Daniel, Liliana Menéndez, contó que desde que era muy pequeño su hijo presentó peculiaridades que de alguna manera no sabía cómo identificar y debió pedir ayuda para manejar la situación. 

El Comercio

“Al año de edad, distinguía ya las cosas; a los 2 años leía, manejaba la computadora sin ningún problema. Operaciones matemáticas, números y todo lo demás era muy natural para él, agarraba las enciclopedias y se ponía a leer”, dijo Menéndez. 

“Estos niños tienen una capacidad para aprender cosas que les interesa, implica la necesidad del aprendizaje de lo que a ellos les llame la atención. El caso de Daniel era mucho por el área de matemáticas, mucho por el área de ciencias”, agregó. 

El Comercio

Daniel ha participado en eventos de emprendimientos y forma parte de un proyecto de alumnos de la Universidad Johns Hopkins, ha hecho voluntariados y hasta dos de sus proyectos fueron elegidos por la NASA, pero también es un niño que disfruta de jugar.

“Un chico puede tener dotación superior, pero si él no trabaja, si al niño no se le permite desarrollarse no va a ningún lado. Él tiene una motivación interna, por ejemplo, estuvo en Física, representó al Ecuador en El Salvador. Mi hijo estudia en inglés, toca piano, violín, aprende idiomas”, comentó su mamá. 

Liliana Menéndez
Liliana Menéndez

“Es un niño de necesidades especiales (…) él se ha ganado cada lugar donde ha estado, si él no estudia, sino se prepara o no pone empeño simplemente no se desarrollaría”, continuó.

Puede interesarte