Por Luis Lizama
5 junio, 2020

Abre el libro y toma la información en sus manos, para después «ponerla» en su cabeza. Es un genio, así de simple.

Los conocimientos se traspasan de cultura en cultura, año tras año y con mucho esfuerzo. Pasamos horas, años e incluso la vida entera estudiando, todo para comprender el mundo y adquirir todos esos saberes. Cada persona lo hace a su manera, pero ninguna ha sido tan especial como esta.

Este pequeño se aburrió de los métodos tradicionales de su escuela, así que inventó su propia forma para enviar el conocimiento a su cabeza. Abre el libro, con la mirada ubica lo que necesita y lo toma en sus manos, para después «ponerlo» en su cabeza. ¡¿Cómo no se nos ocurrió antes!?

Es un genio. No hay discusión, merece un premio Nobel. Te dejamos el video de su impecable mecanismo. No lo intentes en casa, es sólo para los más avanzados.

Perdimos años, milenios y siglos aprendiendo de la forma equivocada. De haberlo sabido antes, todos seríamos Einstein.

Y es que lamentablemente muchos llegamos a los exámenes sin haber estudiado, a veces sin siquiera saber que teníamos que rendir. En ese momento lo único que nos quedaba era rezar y rogar para que no nos fuera tan mal. Quizás este pequeño pasó por lo mismo, pero él no le rezó a nadie. Tomó todo ese conocimiento y lo traspasó mágicamente a su cerebro. 

Captura de pantalla (Twitter @vitosx)

Pocas veces vimos a un persona con más fe que este niño.

Su divertido video se hizo viral en redes sociales, probablemente haya sido grabado en algún país oriental, pero no hay mayores antecedentes.

Imagen referencial – Pixabay

Los niños y sus travesuras nos hacen reír a carcajadas. Lo cierto es que la escuela es el mejor lugar para formarlos y crear futuros profesionales.

¿Quién sabe si estamos en presencia de un futuro genio?

Imagen referencial – Pixabay
«Nuevo método de aprendizaje eficiente, veloz y con resultados garantizados. Acreditada.», escribió el usuario de Twitter que compartió el registro. Las personas explotaron de la risa, celebrando la creatividad del pequeño.

Nosotros lo felicitamos, pero también le aconsejamos estudiar.

Puede interesarte