Por Cristofer García
15 enero, 2020

El pequeño atraviesa un momento muy delicado y necesita todo el apoyo posible. ¡Esperamos encuentres a tu fiel compañera y te recuperes Jack!

La mascota de Jack Martin se extravió a solo días de ser operado y ahora su familia está desesperada en su búsqueda. Necesitan ayuda.

Los parientes del pequeño de 13 años han hecho una solicitud pública a que, quienes puedan echar una mano, ayuden a encontrar a Xena, la perrita de dos años que es la fiel compañera de Jack.

Unslpash

Este chico, que es paciente en etapa 4 de un extraño cáncer que afecta sus huesos, Sarcoma de Ewing, y no puede estar sin su mascota. La canina, que es una mezcla de las razas Coonhound y Rhodesian Ridgeback, tan solo tiene 2 años y son inseparables, según reseñó CBS Chicago, medio que conversó con la familia Martin.

«Ella es el perro que sale con él y sus amigos», dijo Jason Martin, padre del pequeño de octavo grado. Este padre de Algonquin, Illinois, Estados Unidos, describió la relación del chiquillo y la mascota como una tradicional compañía de «un niño y su perro».

CBS Chicago

Sin embargo, para esta familia es un momento difícil. El pequeño Jack fue operado en principios de enero por la enfermedad que padece, y que fue diagnosticada en octubre. Pero en esos mismos días, el 4 de enero, su perrita se perdió. Sus padres no han tenido suficiente tiempo para atender al chiquillo y buscar a la mascota.

Xena se extravió entre West Sutton y Old Penny Roads en Barrington. A pesar de los arduos esfuerzos de buscarla día y noche, Jason y su esposa Sharon no han tenido éxito. A la familia Martin le ha costado dividirse el tiempo para cuidar de Jack y buscar a Xena.

Unsplash

“Los cirujanos retiraron las 2 costillas y están satisfechos con el resultado. Le dijeron a Sharon que el tumor en su costilla desapareció en su mayoría, pero que todavía hay cambios residuales en las costillas, por lo que se necesitará quimioterapia y radiación en el futuro».

Familia Martin.

La última pista que se conoce de la mascota perdida es un posible avistamiento el domingo 5 de enero. Sin embargo, a Jason le preocupa que alguien haya podido quedarse con Xena. «Si pudiera recuperar a ese perro, sería un tipo muy feliz», comentó.

Puede interesarte