El animal se abalanzó sobre la piñata y no la soltó hasta que ya no quedaran rastros de ella.

Uno de los días favoritos de los niños es su cumpleaños… porque recibirán regalos y podrán compartir con sus familiares y amigos. Sin embargo, uno de los momentos más esperados es cuando hay que romper la piñata para que todos intenten conseguir la mayor cantidad de dulces posibles.

Por eso cuando a este niño le llevaron la suya, de Mario Bros, estaba totalmente emocionado golpeándola con un palo.

Sin embargo, como es solo un niño, no tenía la fuerza suficiente para que se rompiera fácilmente… pero aún así continuaba dando sus mejores golpes.

Facebook @ElChuchitoGT
Facebook @ElChuchitoGT

Hasta que su perro ansioso se cansó de esperar y decidió ir a darle una mano, frente a la mirada de todos los invitados, que probablemente también comenzaban a perder la paciencia con el pequeño. 

De acuerdo a las imágenes, el animal estuvo dando varias vueltas por el jardín mientras el niño intentaba romper la piñata… y parecía bastante indiferente ante la situación.

Facebook @ElChuchitoGT

Pero al parecer la ansiedad se lo comía por dentro y no aguantó tanta demora.

Se acercó al muñeco falso, que contenía un montón de dulces, y comenzó a darle tirones con su hocico.

De inmediato los invitados comenzaron a reírse, pero el perro no estaba dispuesto a soltarlo sin terminar su trabajo. Y así continuó por algunos segundos hasta que por fin se abrió la piñata y todos los dulces saltaron, dejando el suelo lleno de ellos.

Facebook @ElChuchitoGT

Claramente los niños y sus familias se lanzaron a recogerlos, mientras el perro continuaba emocionado destruyendo la piñata hasta no dejar ni un solo rastro de ella.

Mira aquí el épico momento:

Puede interesarte