Por Luis Lizama
15 septiembre, 2020

Si ya es difícil contener a un niño en casa, imaginen lo que es hacerlo con más de 20 en un salón de la escuela. Ahora valoramos el trabajo de los maestros.

La pandemia del coronavirus ha detenido todo tipo de contactos estrechos y presenciales, entre ellos las clases en las escuelas. Maestros, alumnos y padres han debido reinventarse e ingeniárselas para formar improvisados salones en casa. A pesar de todos los esfuerzos, siempre puede haber inconvenientes. Puedes crear una sala perfecta, como este padre del que contamos hace unos días, pero al final todo depende de los pequeños.

Este pequeño soportó apenas dos días en la “escuela virtual” y terminó con la cabeza atorada en su silla. Nadie entiende cómo fue y qué pasó, es inexplicable. Al parecer no soportó tanto aburrimiento. Si contener a un pequeño en casa ya es difícil, imaginen lo que sería con más de 20 en la escuela. 

Por esto y más ¡Hoy se valora mucho el trabajo de los maestros!

Reddit Beaverkc

Las imágenes fueron publicadas por un usuario en la red social Reddit, donde recibió cientos de comentarios e interacciones. Allí fue que surgió la reflexión sobre el trabajo de muchos profesores, que deben tener paciencia y controlar a más de 20 pequeños. Para eso sí hay que tener mucha vocación.

Sobre cómo llegó la cabeza del niño a la silla, nadie puede explicarse cómo, más allá de lo inquieto que puedan ser algunos.

Reddit Beaverkc

Lo cierto es que finalmente los “rescatistas” del niño debieron romper la silla para poder sacarlo.

Fue imagen graciosa, más allá de que pudo ser peligroso.

Imagen referencial – ixabay

Enseñar a los niños en casa es un verdadero desafío.

Debemos valorar y apoyar el incansable trabajo de los profesores.

Puede interesarte