Por Constanza Suárez
30 enero, 2019

Aunque su hijo estaba totalmente avergonzado, ella disfrutó bailando entre los autos. ¡Tu mamá es fantástica, Nathan!

Todos fuimos adolescentes y nos sentimos avergonzados por nuestros padres. Una época en la que todo lo que ellos hagan, es sinónimo de enrojecimiento. Ojalá nadie nos vea junto a ellos. Luego crecemos y nos damos cuenta de que fuimos bastante ridículos.

Wendy Gossett, junto con un montón de otros conductores aburridos, se atascaron en el tráfico en la autopista interestatal durante horas y horas. Durante la mitad de una tormenta de nieve en Colorado, Estados Unidos. Es decir, aburrimiento puro.

En el auto también estaba su hijo de 16 años, Nathan, quien estaba hambriento y estresado por la situación. Cada minuto que pasaba, la frustración crecía.

Pasaron casi cinco horas y los autos permanecían en el mismo punto muerto. El dúo madre e hijo se sentía miserable. Este era uno de esos días horribles.

Pero de pronto, los Backstreet Boys aparecieron en la radio, casi como un regalo del cielo y Wendy, decidió que la canción era la oportunidad perfecta para romper con el aburrimiento y monotonía de la situación. Era hora de una sesión de baile improvisada.

Facebook/Wendy Chupp Gossett

Para gran horror de su hijo, Wendy saltó del auto y comenzó a moverse entre los otros autos y enfrente del parabrisas. Todo lo que ella quería hacer era hacer sonreír a su hijo y divertirse un rato.

Facebook/Wendy Chupp Gossett

Mira el video:

Orgullosa de la fiesta que armó en medio de la autopista, Wendy publicó la grabación del momento en su página de Facebook y ¡todos lo amaron! Bueno, menos Nathan, quien definitivamente se quería enterrar vivo mientras veía a su mamá bailar. Ahora todos sus compañeros de clase presenciaron el momento.

Facebook/Wendy Chupp Gossett

Ama a tu mamá así Nathan. Ella es fantástica.

Puede interesarte