Por Pamela Silva
20 octubre, 2017

Amanda y Jay se enamoraron por su amor por Halloween.

Cuando Amanda Harper camina junto s u novio Jay Horsky por las calles de California, Estados Unidos, suelen confundirla con su novia. Ahí es cuando la joven tiene que aclarar que Jay no es su padre, sino que su novio desde hace tres años.

La noticia suele tomar a muchos por sorpresa y son varios los que se comportan de manera bastante desagradable con la pareja porque no están de acuerdo que mantengan una relación considerando que tienen 33 años de diferencia entre ellos: Amanda tiene 25 y Jay 58.

Amanda Harper

Ambos se conocieron en un sitio de citas online, sintonizaron perfectamente durante la primera cita y desde entonces han sido “inseparables”, como dice la joven.

Aún así, los comentarios en sus redes sociales cada vez que suben una fotografía no son los más agradables, definitivamente no algo que una pareja quiere oír. Los tildan de asquerosos y a ella de caza fortuna, que está con él sólo por su dinero.

“Estamos tratando de cambiar la perspectiva de las personas un día a la vez demostrando cuan geniales somos juntos. En verdad es molesto tener que defender nuestro amor”.

-Amanda Harper.

Amanda Harper

Y no sólo la gente a través de redes sociales ataca a la pareja, sino que también se han encontrado con el rechazo de las personas cercanas a ellas. Un de amigo de Amanda no toleró su relación y terminaron finalizando su amistad.

“A él no le gustaba mi relación con tanta diferencia de edad y me llamaba ‘asquerosa’, ‘mala persona’, caza fortunas y mucho más. No entiendo porque me llaman de forma tan desagradable por ser feliz y estar en una relación saludable”.

-Amanda Harper.

Amanda Harper

A Amanda siempre le han gustado los hombres mayores, pero la conexión que sintió con Jay fue tan grande que se atrevió a dar el paso de salir públicamente en una relación formal con él por primera vez. Para ella, los hombres bajo 40 son simplemente “muy jóvenes”.

Amanda Harper

Una de las cosas que unió a la pareja es su amor por Halloween, de hecho, Jay es fanático de hacer “props” (armas o accesorios) dedicados a esta fecha. Es tanto el amor que ambos le tienen a esta festividad, que decidieron convertirla en un negocio y abrir su propia casa encantada durante estas fechas.

Para el amor no hay edad, ¿no creen?

Puede interesarte