Por Andrea Araya Moya
21 noviembre, 2020

Envió un mail furiosa a la tienda, pero recibió una respuesta inesperada.

Encontrar el vestido perfecto es uno de los sueños que toda novia tiene cuando está pronto a llegar el gran día. Es por eso que muchas se prueban una gran cantidad de vestidos para poder dar con ese que las haga derramar lágrimas de emoción y hacerlas sentir “como princesas” y dejar a todos con la boca abierta. Sin embargo, el proceso de búsqueda no tiene nada de perfecto, sobre todo cuando el vestido que compras no se ve igual al maniquí o la foto de referencia.

O no sabes cómo ponértelo. Sí, también pasa, sobre todo cuando lo compras online. 

Así le ocurrió a una novia llamada Deux Aubrey, quien compró su vestido de ensueño a través de Internet.

Pero, aunque el vestido se veía realmente hermoso en las fotos de referencia, y cumplía con todos sus gustos, la mujer se llevó una completa decepción cuando pudo ponérselo. No era como ella pensaba y no se parecía en nada al de la foto.

O eso creyó.

Así era el vestido que Deux Aubrey eligió

Deux Aubrey

Así lucía la parte trasera

Deux Aubrey

Y así le quedaba a ella

Deux Aubrey

Nada era similar a la imagen de referencia

Deux Aubrey

Enojada decidió escribir un mail a la tienda reclamando que el vestido no era el que ella había comprado y que quería que le devolvieran el dinero.

Les mandó fotos de cómo le quedaba, como prueba, y estaba desesperada por una respuesta. Esa respuesta llegó, pero no era nada lo que ella pensaba que pasaría.

Deux Aubrey

“Hola, Will Aubrey. ¿Verificaste tu mail? Te pusiste el vestido al revés, por favor póntelo de la forma correcta. Saludos cordiales”. 

El vestido estaba al revés, y la tienda le solicitó que, por favor, se lo pusiera de forma correcta y viera los resultados.

Claramente la mujer se sintió avergonzada y decidió contar su anécdota a través de su cuenta de Facebook.

“Hace dos semanas mi vestido llegó. Estaba realmente molesta por cómo se veía y enojada envié un mail a la tienda pidiendo un reembolso. Me tomé fotos con el vestido puesto y les dije que no se parecía en nada a lo que yo había comprado.

Bueno, hoy recibí la respuesta: ‘te pusiste el vestido al revés, por favor póntelo de la forma correcta’.

¿Quién sabría que enviaron el vestido al revés? En realidad el vestido resultó ser hermoso. Algunas veces no importa cuánta educación recibamos, aún habrán momentos en que no tendremos sentido común, como cuando debes ponerte bien la ropa.

Probablemente no apreciaron mi enojo, y esto es lo menos que puedo hacer para agradecerles por ‘arreglar’ el problema (el problema era yo). Pero espero que aprecien una buena risotada”.

La mujer estaba avergonzada, pero explicó que todo se debió a que había estado durmiendo poco por su trabajo y sus deberes. De hecho tuvo que comprar su vestido en Internet porque no tenía tiempo para ir a una tienda y probarse diferentes atuendos.

Deux Aubrey

Y, claro, cuando una novia tiene poco tiempo y está con el estrés de una boda, todo puede pasar.

Todo, incluso ponerse un vestido al revés.

Puede interesarte