Por Luis Lizama
28 agosto, 2020

“Aceptémoslo, el 2020 no ha sido el mejor año”, decía el novio… Y de repente ¡boom!

En un momento de las bodas llega la incómoda pregunta de si alguien se opone a la unión. Generalmente nadie levanta su mano o entra gritando hasta el altar, como nos han enseñado las películas. Pero ojo, porque la naturaleza también puede dar su opinión.

Así ocurrió en una celebración de matrimonio en Massachusetts (Estados Unidos), cuando un gigantesco y ruidoso rayo cayó a pocos metros de los novios. Todos se asustaron, pero también rieron, al pensarlo como un “mal augurio”. 

¿Será una señal divina? Lo cierto es que es el fiel reflejo del año 2020, nada puede salir perfecto. Acá te dejamos el video:

“Aceptémoslo, el 2020 no ha sido el mejor año”.

–el novio en su discurso–

¿Alguien se opone a esta unión? La naturaleza. El día estaba gris, con tormentas rondando el país y pronósticos de mal tiempo. No era el día perfecto y esta señal del cielo lo confirmó. 

Lo único que todos animaron a hacer fue reír. Tuvieron suerte, porque el rayo pudo caer más cerca y generar problemas.

A pesar de todo, el amor triunfó y así lo demuestra esta imagen:

Literalmente tienen una nube negra encima, pero ese no es problema cuando el amor es verdadero.

El novio fue quien publicó las imágenes en su cuenta de Instagram, donde recibió miles de interacciones y reproducciones. Fue un momento divertido.

Diversos medios del país reportaron la situación y entrevistaron a los protagonistas. La novia dijo a UNILAD que la situación “resume perfectamente el año hasta ahora”.

“Creo que si hubiéramos sabido lo cerca que estaba, probablemente nos hubiéramos ido al refugio.

Creemos que resume perfectamente el año hasta ahora: esperar lo inesperado, seguir adelante, sacar lo mejor de la situación.”

Comentó la novia a UNILAD.

Y es que claro, todo comenzó cuando Aaron tenía que leer sus votos. Las primeras palabras que salieron de su boca fueron: “Seamos realistas, 2020 no ha sido el mejor año”. Acto seguido, el cielo se abre y cae el gigantesco rayo. 

Instagram Aaron Sawitsky

Afortunadamente no hubo ningún herido ni electrocutado, todo terminó siendo una anécdota para la nueva pareja de casados.

De hecho, todo terminó de amanera perfecta, ya que la tormenta se fue, no dejó grandes estragos y al final salió el sol, formando un bello arcoíris en el lago.

Puede interesarte