Por Luis Lizama
4 septiembre, 2020

Hans Magnusson atravesó la frontera desde México, como cualquier otro ciudadano, en su primer día de trabajo.

Lo que hizo Hans Magnusson no se ve todos los días, su gesto de humildad ha sacado aplausos en el mundo. El profesional conoce muy bien la región central de América, donde es bastante común el uso de este tipo de transportes. Su trabajo también ha implicado desarrollo en países como Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Ahora que lo nombraron embajador  de Guatemala, en su primer día laboral ya se ganó varios adeptos. Debido al cierre del aeropuerto, por la contingencia del coronavirus, subió a un humilde “bicitaxi”, para atravesar la frontera desde México. Así llegó a territorio guatemalteco, con sencillez y sentido de pertenencia. 

Twitter

Para conmemorar su inicio laboral, subió una fotografía a la red social Twitter.

“Hoy: ingresando a Guatemala en bicicleta taxi. Espero comenzar mi nuevo y emocionante trabajo como embajador de Suecia en Guatemala.”

Escribió el embajador en su cuenta de Twitter.

Y es que lamentablemente muchos políticos han dejado por el suelo a esta noble profesión, que en sus orígenes surge para ayudar a la población y organizar a los países. 

Algo nos dice que Hans no es como cualquiera.

 

 

 

 

Organización Asdi

Según destacan medios locales, este mensaje de humildad fue bastante bien recibido por la ciudadanía. El diplomático sueco fue designado en su nuevo cargo el pasado 23 de abril, debiendo estar presente recién el pasado 1 de septiembre. 

Antes de trasladarse al país, Magnusson trabajaba como director en la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional, donde también es muy importante la vocación de servicio.

Imagen referencial – Pixabay (Bicitaxi en París, Francia)

También se ha desempeñado como director regional para Centroamérica de la asociación cristiana Diakonia, según detallan medios locales. Conoce muy bien el funcionamiento del sistema en el continente, por eso resultó ser el más indicado para el cargo. 

Esperamos que su nuevo cargo y trabajo traigan muchos frutos para ambos países, y obviamente la ciudadanía. ¡Mucho, éxito!

Puede interesarte