Por Constanza Suárez
25 octubre, 2018

Ninguno de los 32 niños invitados llegó a la fiesta del pequeño Teddy, luego su madre publicó la foto que se hizo viral. Ahora cuentan por qué nunca debieron haber subido la imagen a Internet.

La fotografía de un triste niño de tan solo 6 años, sentado solo en su cumpleaños, luego de que ninguno de sus 32 invitados llegara conmovió al mundo entero, volviéndose viral en horas. No solo las personas de la red empatizaron con el pequeño, sino que también dos equipos deportivos de Estados Unidos, que tras ver la imagen, invitaron a Teddy a sus respectivos juegos para celebrar junto a ellos.

Sin embargo, los padres del niño acaban de hablar sobre lo ocurrido y confesaron que ahora se arrepienten de haber compartido la foto en internet.

Sil Manzzini

La madre, Sil Mazzini aseguró que compartió la foto por el “calor del momento”, después de sentirse molesta porque ninguno de los 32 compañeros de clase de su hijo Teddy se había presentado al evento en Peter Piper Pizza en Tucson, Arizona el domingo. La organización significó un arduo trabajo y tuvo que pagar una factura de 130 dólares, por nada. Una amiga la instó a publicar la foto en línea para que Teddy pudiera al menos obtener algunos deseos de cumpleaños.

Añadió que lamentaba profundamente haber compartido la publicación: “Si pudiera volver al pasado domingo, nunca hubiera enviado la foto en línea. Estamos abrumados y no podemos creer que una foto se vuelva viral de esta manera. Odio cada minuto de esta exposición”, comentó al portal británico Daily Mail.

Se siente desanimada por los comentarios negativos que personas desconocidas hicieron en las distintas redes sociales, que la acusan de suplicar simpatía en línea.

Facebook/Sil Manzzini

Y lamentablemente, este hecho ha tenido consecuencias negativas para el ya muy triste Teddy: el próximo año, no tendrá celebración de cumpleaños. “Ya no, no lo creo porque es mucha planificación para mí. Simplemente lo llevaré de viaje”, dijo Sil al New York Post.

Este año tuvo la opción de ir a Disney World, Legoland, o tener una fiesta con su clase. Lamentablemente eligió la última opción.

Facebook/Sil Manzzini

Mazzini comentó que su familia estaba desconsolada porque nadie se presentó a la fiesta de Teddy. Ella cree que las familias pueden haberse cansado demasiado en el carnaval de Halloween de la escuela el sábado, donde los estudiantes se presentaron con sus padres. Además de eso, en el cumpleaños de su hijo, estaba lloviendo.

A pesar de los contratiempos, Sil se sorprendió cuando no llegó nadie. “Envié invitaciones con dos semanas de anticipación con mi número de teléfono y tenía 32 bolsas llenas de juguetes para cada niño en la clase”, dijo al Daily Mail.

Pero aún así, solo uno de los padres la llamó después del incidente para disculparse por no ir a la fiesta. “Me sentí decepcionado, me sentí muy mal”, contó el padre, Ted Bollinger.

Facebook/Sil Manzzini

“Para Teddy, la cosa más importantes era tener a sus compañeros allí, así que no verlos aparecer una hora después de la fiesta fue decepcionante”, agregó.

Afortunadamente, Teddy no se desanimó por mucho tiempo y disfrutó jugando a los juegos de arcade y comiendo pizza. Además estaba feliz de pasar este día especial con su padre, que trabaja en un campo petrolero de Alaska y suele estar ausente durante varias semanas. Al final del día, estaba muy “feliz”, según sus padres.

Puede interesarte