Por Javiera González Ruiz
4 diciembre, 2018

Quería que se hundiera, pero nunca tanto.

La vida en familia suele ser encantadora. Sin embargo, entre papá y mamá, es él quien se lleva todos los premios al más divertido de los dos. Esto, seguramente porque a diferencia de las mujeres, suelen mantener el alma de niño y en algunas ocasiones lo dejan en evidencia.

Sobre todo cuando tienen un hijo a quien criar… o con quien jugar.

Tal como hizo este padre, que quiso estar presente en la primera aventura de su hijo en la nieve, así que, muy abrigados junto a su esposa, salieron de casa para dejar que el bebé al fin conociera parte del clima del lugar en el que viven y al que deberá acostumbrarse al menos durante toda su infancia y adolescencia.

Facebook @LadBible

Una vez fuera de casa, mamá comenzó a grabar el primer encuentro entre nieve y bebé, en el que su padre sería el encargado de arrojar al crío para que quedara levemente enterrado… el problema, es que no calculó qué tan profunda estaba en ese lugar y lo lanzó sin muchos preámbulos.

¿El resultado? El bebé desapareció en un segundo.

Facebook @LadBible

Apenas papá lo soltó de sus brazos se puede ver cómo el niño cae en la nieve y queda profundamente enterrado… tanto, que ni la cara se le alcanza a ver.

Enseguida papá reacciona y lo saca rápidamente, mientras mamá contenía la risa por la graciosa situación que había visto y, mejor aún, había grabado.

Facebook @LadBible

Tras publicar las imágenes en redes sociales para que los demás también se rieran, muchos usuarios compartieron el humor de los padres y dejaron comentarios graciosos al respecto. Sin embargo, algunos los juzgaron por su actuar e incluso los tildaron de malos padres.

Juzga tú mismo:

¿Crees que actuaron mal?

Puede interesarte