Por Alejandro Basulto
4 febrero, 2020

Cumplieron el sueño de la vivienda propia siendo poco mayores que unos adolescentes y en un tiempo récord.

En muchos países alrededor del mundo, el sueño de la casa propia cada vez se hace más difícil y lejano. No están las condiciones. Si le sumamos lo poco estable que está la economía a nivel global, con el hecho de que las viviendas tienen precios cada vez más elevados, la obtención de un hogar para vivir de manera independiente solo o junto a la pareja de uno, se hace algo muy difícil.

Wards Keep

Pero unos jóvenes de 20 años lo lograron. Ya que Joshua Shaw y su novia Wiktoria Zaucha, pudieron ahorrar 16.938 dólares para que en solo seis meses comprarse su propia casa. El primero un trabajador de servicio el cliente y la segunda una subgerente. Y ambos son hoy los dueños de una casa de tres pisos en Birmingham que tiene un costo de 290.554 dólares en total.

Wards Keep

Para lograrlo, tuvieron que desprenderse de todos los lujos posibles. Comidas para llevar, vestimentas nuevas, vacaciones y otros gastos fueron totalmente restados de su presupuesto. Trabajando 16 horas diarias consecutivas, y sumando lo que ganaban ambos, pudieron reunir mensualmente 16.938 dólares, “con sacrificios”, como dice Joshua.

Wards Keep

Con ese dinero postularon a un esquema del gobierno para primeros compradores de viviendas, que les ayudó a acercarse a su meta. Vendieron su automóvil, empezaron a caminar hacia el trabajo y tras varias semanas de arduo trabajo y ahorros, lograron comprarse después de seis meses una casa a través de una empresa llamada Wads Keep.

“Cuando nos fijamos en el costo del alquiler, tenía sentido invertir en nuestro propio lugar, en lugar de en la casa de otra persona. Algunas personas pueden pensar que comprar a nuestra edad no es realista, pero mi sincera opinión es que comprar a los 19 y 20 años es completamente alcanzable, si eso es realmente lo que quieres (…) Si ingresas a un empleo después de la escuela, como lo hicimos nosotros, y estás dispuesto a sacrificar cosas como salidas nocturnas, vacaciones y comida para llevar por un tiempo, entonces definitivamente es posible, ¡así es exactamente como lo hicimos!”

– resume Joshua Shaw, según consigna Ladbible.

Wards Keep

Pasaron de vivir en el sofá de diferentes familiares y amigos, para después, gracias a ese y otros sacrificios, lograr el sueño de la casa propia. Con el subsidio y préstamo estatal, todo se hizo más fácil, demostrando que para conquistar las metas, por muy difíciles que se vean, solo se necesita trabajo, sacrificio y ayuda.

Puede interesarte