Por Andrea Araya Moya
20 Abril, 2017

“Anoche un hombre soltero. Mañana un hombre casado. Momento aterrador”.

Las redes sociales, si bien sirven para comunicarse, divertirse e informarse, entre otras cosas, también resultan ser un arma de doble filo, sobre todo cuando expones demasiado tu vida o permites que personas que no conoces entren y vean lo que haces. Como cuando te tomas una selfie y la publicas en Internet no sabes quiénes la verán o qué problemas te traerá.

Un hombre llamado Pete Hemsley sabe muy bien de esto. Un día estaba conduciendo cuando decidió tomarse una simple selfie que creyó que era inocente, tal como cualquier otra. La publicó en Twitter y continúo conduciendo. Sin embargo, no notó que sus gafas delataron algo grave que estaba sucediendo.

“Anoche un hombre soltero. Mañana un hombre casado. Momentos aterradores. No puedo esperar a casarme con mi princesa”

La selfie llegó a vista de la policía, quienes descubrieron que el sujeto iba a exceso de velocidad y, para colmo, distrayéndose en el camino. Así que fueron a por él.

Mientras tanto, Pete creía que todo iba normal, pero luego la policía le envió un tuit en el que aseguraban que le enviarían “un regalo”. Y además lo criticaron duramente al afirmar que personas como él terminan acabando con la vida de otras personas, por “culpa de su estupidez”, informó Metro.

 

“No recibimos nuestra invitación para el gran día, pero te enviaremos un pequeño regalo de todos modos…por el valor de 200 libras esterlinas (225 mil dólares)”.

Después de eso, Pete cerró su cuenta de Twitter y la policía continúa buscándolo para darle ese “regalo especial”.

No seas irresponsable al conducir. No excedas los límites de velocidad y no uses el teléfono mientras conduces.

Te puede interesar