Por Luis Lizama
12 noviembre, 2020

Como no tenía el accesorio original, decidió echar a volar su mente. Tanto fue su éxito, que gamers brasileños prometieron donarle varios de sus productos.

La creatividad no tiene límites. Hay muchísimos factores que la estimulan y uno de ellos es la necesidad de divertirse. ¿Quién no se sintió aburrido cuando niño? Esa sensación probablemente nos llevó a crear juegos, buscar alternativas y echar a correr nuestra imaginación. João Pedro, quien protagoniza esta historia, sabe de lo que hablamos.

Es un fanático de los videojuegos, incluso tiene un canal de YouTube, sin embargo, está lejos de tener la última tecnología. A sus 10 años fabricó un volante casero, hecho de madera para mejorar uno de sus juegos. No tiene el accesorio original, así que simplemente se las arregló con materiales que tenía en casa.

Publicó el video en redes sociales y se hizo viral. Varios gamers brasileños se ofrecieron para regalarle sus productos originales. Acá te dejamos el video donde presenta su creación (*Video en idioma original*):

“Mi primer volante casero (funcional)“, se llama el registro que publicó el pequeño João, el mismo que fue replicado por diversos usuarios, incluida la influencer y gamer Nyvi Estephan.

La joven dijo haberse emocionado con la humildad y sencillez del niño, así que prometió regalarle algunos de sus productos profesionales.

Twitter

Y es que su entusiasmo es realmente genuino, además de tierno.

La publicación del niño alcanzó a miles y miles de personas, que reaccionaron con amor. Su idea jamás fue hacerse viral, al menos por su humildad, pero lo consiguió. 

Así como si nada, en cuestión de horas consiguió más de 30 mil suscriptores en su canal de YouTube.

Captura de pantalla (YouTube JP Gamer)

Pero no vayan a creer que su encanto fue lo único que provocó su popularidad.

Resulta que efectivamente su creación funcionaba a la perfección. De hecho en su video lo demuestra, explicando cómo lo hizo funcionar. Además, también fabricó un par de pedales que le daban realismo a su videojuego. 

Si se lo propone ¡Se convertirá en un gran gamer!

Puede interesarte