Por Luis Lizama
13 mayo, 2020

«Con toda esta basura que está pasando, es alentador obtener algo de las personas que amas y extrañas. Todos necesitamos una buena historia en este momento», dijo la orgullosa abuela.

Las cuarentenas han resultado ser de las pocas medidas efectivas para evitar nuevos contagios de COVID-19. El distanciamiento es absolutamente necesario y todos lo entienden, incluso los más pequeños, que se las han arreglado para seguir sacando sonrisas.

Estos niños tuvieron una gran e ingeniosa idea para seguir en «contacto» con sus abuelos. Son dos sábanas blancas con una fotografía suya y un cuerpo dibujado. Grandes brazos extendidos de lado a lado para abrazar a su abuela, que los extraña más que nunca. La cuarentena podrá separarnos físicamente, pero el amor no desaparecerá.

Lorelle Keller

Lorelle y Jeffrey son los abuelos de estos niños, llamados Joel y Adam, dos hermanos de 3 y 5 años respectivamente.  Su linda historia de amor nos habla de una bella familia, donde el cariño prima por sobre todo, incluso sobre el distanciamiento social. 

Ellos tuvieron que separarse en enero, es decir, cortar todo contacto físico. Viven en Australia y el confinamiento ha sido necesario y muy beneficioso.

«Los extrañamos porque nos encanta tener familia cerca», dijo Keller a BuzzFeed News.

Lorelle Keller

A principios de semana, Lorelle quedó sorprendida al recibir un paquete que no había pedido, pero cuando lo abrió su sorpresa fue todavía mayor.

Adam y Joel le habían hecho unas sábanas con sus cuerpos y sus caras, para que ella los abrazara cada vez que quisiera.

«Queríamos enviarte un abrazo hasta que podamos verte de nuevo», decía la nota que escribieron junto al regalo.

Lorelle Keller

«De la forma en que son estos cuerpos, nos están dando un abrazo con el brazo extendido. Están hechos para simular que nos enviaron un abrazo.

Los puse en las camas de la habitación libre y ahora pueden pasar una gran pijamada en la casa de mamá y papá. No he dejado de sonreír».

Escribió Lorelle en sus redes sociales.

La publicación de Lorelle se hizo viral y alcanzó miles de interacciones, todos riendo con el lindo gesto de los niños.

Keller y su esposo todavía no pueden ver a sus nietos, pero muy pronto la situación mejorará y tendrán un esperado reencuentro.

¡Paciencia, ya falta poco!

Puede interesarte