Martín Amaro no se quedó de brazos cruzados. Aunque aún necesita con urgencia una nueva.

Hace casi ocho años, Martín Amaro sufrió un accidente en su cocina, que le causó quemaduras en la pierna izquierda y que finalmente, por complicaciones de su diabetes tipo II, terminó en una amputación.

Tenía 48 años y había perdido su trabajo en el departamento de mantenimiento de un hotel. No podía quedarse de brazos cruzados, por lo que decidió construir su propia prótesis para seguir adelante.  

EFE

«Vi que una persona pasó con una prótesis y me di una idea, me hice un amarre y ya de ahí con calma, me la puse, me la adapté, me puse un tenis y me paraba», contó a EFE.

Con tan solo 4 dólares el hombre de 55 años de México, logró desarrollar una prótesis de cloruro de polivinilo, o PVC, popular material de construcción, para sustituir su pierna izquierda.

EFE

Martín ayuda en una casa, donde realiza labores de jardinería, fontanería, transporte en su motocicleta, entre otras actividades. A pesar de que cuenta con un trabajo estable, no le alcanza el dinero para comprar una nueva prótesis.

EFE

Y aunque es un gran invento, demostrando su ingenio, esta prótesis no es la que necesita. Médicos le han dicho que el material no es el adecuado y que incluso podría llevar a que le amputaran un poco más la pierna.

Puede interesarte