Por Constanza Suárez
31 agosto, 2018

Rain Price se sintió avergonzado cuando su padre salió a la calle a despedirse de él en su primer día sobre el autobús escolar. Pero Dale no se detuvo. “Espero que esto viva con él por el resto de su vida”, dijo.

Ay los padres. Están ahí para amarnos, darnos comida, un techo, pero también para avergonzarnos. Sobre todo cuando somos adolescentes, que es la edad donde más nos ataca la vergüenza ajena sobre sus acciones. Luego ya no importan.

Comenzaba el segundo año escolar de Rain Price y con ello, la primera vez que viajaba en autobús. Su padre, Dale, aprovechó el momento especial para demostrarle su cariño y salió a la calle a despedirlo, con su mano.

WaveAtTheBus

Mortificado, Rain le rogó a su madre Rochelle que hiciera lo posible para que su padre no volviera a hacerlo, pero ¿adivinen quién escuchó? Claro, el mismísimo Dale.

Pero para la mala suerte de Rain -y el deleite de Dale- el padre vio en esta petición una gran oportunidad: seguir avergonzando a su hijo. No solo decidió seguir despidiéndose de él en público, sino que hacerlo en divertidos y excéntricos disfraces. Y por los siguientes 170 días de escuela, haciéndose conocido como el Wave At The Bus Dad (padre que saluda al autobús).

WaveAtTheBus

“Cuando lo hizo el primer día quedé en estado de shock. No quieres ver a tu papá vestirse con un vestido de novia, saludarte con la mano en el autobús”, dijo el pequeño Rain a Metro, a lo que su padre respondió: “Espero que esto viva con él por el resto de su vida “.

WaveAtTheBus

Dale gastó alrededor de 50 dólares durante todo el año en los disfraces, además de recibir ayuda de amigos, vecinos y familiares. Luego creó un blog, donde compartió todos sus atuendos. Desde la Sirenita, Hulk a una novia. ¡Hay de todo!

WaveAtTheBus

¡Su imaginación no tiene límites!

WaveAtTheBus
WaveAtTheBus

Puede interesarte