Por Andrea Araya Moya
29 septiembre, 2015

Este cliché por fin ha sido explicado por la ciencia. 

Es más que conocido cuando alguien comenta que algunas personas se ven más guapas cuando ha bebido. Y, aunque tenga algo de gracia, lo cierto es que a más de alguien le ha pasado, y claramente tiene una razón. Además, es completamente real.

Un estudio realizado en la Universidad de St. Andrews, en el 2002, llegó a la conclusión de que consumir alcohol de forma moderada puede provocar que creamos que algunas personas son un 25% más atractivas de lo que en realidad son. En la investigación, 80 estudiantes universitarios fueron divididos en dos grupos, sobrios y ebrios, a quienes se les pidió calificar el atractivo de personas en una serie de fotografías de 12o hombres y mujeres.

beber4

@margit

El grupo de chicos ebrios calificó las fotografías con una nota un 25% más alta que quienes estaban sobrios, logrando demostrar que el tener alcohol en el cuerpo sí era un factor importante a la hora de aumentar la belleza de otras personas.

beber3

@bird

Por otro lado, existe otro factor determinante a la hora de pensar que alguien es atractivo, y esto tiene que ver directamente con la simetría de su rostro. Numerosas investigaciones han demostrado que solemos encontrar más atractivos a quienes tienen un rostro simétrico, lo cual se explica cuando bebemos y perdemos la capacidad de encontrar la simetría en alguien, tal como lo demostró un estudio de la Universidad de Roehampton.

beber2

@mirella

En la investigación, 100 personas fueron asignadas a una bebida alcohólica y una bebida sin alcohol. Les mostraron 20 pares de imágenes de la misma persona. En cada par una foto fue trucada para darle simetría. Como resultado, todos los participantes sintieron más atracción por los rostros simétricos. Aunque, los participantes que bebieron la bebida alcohólica tuvieron ciertos problemas para diferenciar entre las caras simétricas y asimétricas. Todo esto debido a que cuando estás ebrio tu cerebro te juega trucos y altera todo lo que ves, lo cual ayuda a que encuentres más atractivas a personas que, estando sobrio, jamás tomarías en cuenta.

Y a ti, ¿te ha pasado?

Puede interesarte