Por Catalina Yob
27 septiembre, 2018

¿Realmente es tan malo como suena?

Desaceleración del metabolismo, hinchazón y fatiga son sólo algunos de los efectos que suelen, erróneamente, relacionarse con el muy mal afamado gluten. A medida que los estándares de belleza siguen acercándose a límites irreales, imposibles y prácticamente ridículos de alcanzar, las personas continúan buscando opciones para adelgazar, perder peso y tener la oportunidad de lucir como aquellos que se han convertido en foco de envidia por sus aspectos físicos.

Siguiendo instrucciones sin mayor fundamento científico y pensando que es la mejor alternativa, este componente es uno de los primeros que son erradicados de la dieta.

La fuerza que continúa adquiriendo el internet ha generado, peligrosamente, que la comunidad encuentre en éste la respuesta a todas sus preguntas, situación que puede percibirse en las dañinas dietas que la gente está adoptando, las cuales suelen caracterizarse porque eliminan todo, especialmente el gluten, pero la verdad es que éste es sólo dañino para las personas celíacas.

Día tras día somos bombardeados por información negativa en relación al gluten, a raíz de lo cual solemos desecharlo sin tener idea de lo que es realmente y sin darnos cuenta de los (poco mencionados) beneficios que el consumo de éste desencadena en nuestra vida.

Después de todo, no es nada de lo que creías. Aquí te decimos por qué.

1. El gluten es una verdadera salvación para los vegetarianos y veganos

Con él se hace la «carne vegetal», popularmente conocida como seitán, el cual es sumamente rico en proteínas, bajo en grasas y de fácil digestión (fuente: Gastroenterology).

Fuente

2. Habita mayormente en los panes, que son ricos en hierro

Un elemento que puede provocar anemia si se encuentra en niveles bajos. Ésta suele manifestarse a través de cansancio excesivo, falta de aliento, dolor en el pecho, mareos o dolores de cabeza (fuente: NCBI).


3. Es el componente principal del pan

Y nos ayuda a aprovechar las vitaminas del grupo B, las cuales nos proporcionan energía por medio de los hidratos de carbono (fuente: Reuters).


4. Eliminarlo no es lo ideal

Si lo haces, se pueden alterar negativamente las bacterias naturales de tu intestino, generando que a futuro tu cuerpo no tolere alimentos como el pan (fuente: NCBI).


5. Es un verdadero aliado

Si se consume con moderación, puede convertirse en un verdadero aliado gracias a su alto contenido proteico que se traduce en más energía (fuente: Harvard T.H. Chan School of Public Wealth). Está claro que sin pan no es igual. 😋

La mayoría de las personas que elimina el gluten, comienza a sentir cambios beneficiosos en su cuerpo, por lo que creen que la erradicación de éste es la solución a todos sus problemas. Sin embargo, no se dan cuenta que además de haberlo eliminado, dejaron fuera lo que realmente les hacía mal: la grasa asociada a la pizza, los aceites dañinos y las frituras con las que acompañaban su pasta.

El pan completa, por eso seguro nunca creíste que con moderación podría convertirse en tu mejor aliado para llevar una dieta saludable, ¿verdad? 

Puede interesarte