Por Daniela Morano
6 abril, 2018

“Son ojos y cara falsos. Te ves fea y aterradora. Eres como un alien,” comentó un fan.

No es ninguna novedad que personajes de Instagram sean famosos por como se ven. Las mujeres en particular suelen verse sometidas a ridículos estándares de belleza, y no es distinto el caso en oriente que en occidente. Cammy Chong, de 22 años, vive en Kuala Lumpur, Malasia y sorprendió a sus cientos de seguidores en la red social cuando desapareció durante meses sólo para reaparecer totalmente cambiada.

Al volver, se hizo llamar “Barbie” y sus ojos ahora son enormes y redondeados, mientras que su piel más blanca y su rostro en general alterado. Muy similar a la apariencia que entregan los filtros de este tipo de aplicaciones.

ViralPress
ViralPress

Pero sus fans no estaban contentos con el cambio, y varios la criticaron, afirmando que se sometió a cirugías plásticas. Ahora la llaman “la chica serpiente” por su apariencia.

Una de sus seguidores dijo: “Eras hermosa y dulce en el pasado, ahora te ves extraña. Creo que eras mejor antes”. Mientras que otros fueron más duros: “Son ojos y cara falsos. Te ves fea y aterradora. Eres como un alien”.

ViralPress
ViralPress

Varios la llaman “la hija de la serpiente” en referencia al persona de caricaturas chino de la serie Calabash Brothers, quien es muy similar a la nueva Cammy Chong.

La chica además eliminó todo rastro de su antigua apariencia incluidos fotos y videos, para ahora llamarse a sí misma “Barbie Cammy”. Y si creen que los crueles comentarios la afectan, están equivocados, porque la chica dice sentirse feliz con este cambio, según Daily Mail.

ViralPress
ViralPress
ViralPress

“Es como los aliens, pero mi corazón está bien. Esta apariencia es mía y me gusta. Estoy feliz”.

Y no es todo, pues aseguró que admira a un hombre fanático de la cirugía plástica llamado “hombre serpiente”, quien tiene un look muy similar al que ella tiene ahora.

ViralPress
ViralPress
ViralPress

Personalmente creo que esto deben ser sólo filtros de la red social, pero quizás es porque cuesta creer que alguien le haría eso a su rostro realmente.

Puede interesarte