Por Luis Lizama
17 diciembre, 2019

Ricardo Esteves, mejor conocido como el “padre sexy”, llegó a la iglesia con 25 años y se ha hecho famoso por su trabajada figura. Dicen que es una bendición de Dios.

Cuando la vocación toca tu puerta, poco y nada puedes hacer. Sientes aquel fuego de pasión que te obliga a ir por ello. Muchas personas sienten eso, incluso aunque no cumplas con el perfil, así como en este caso. Lo importante es lo que va dentro. 

Este sacerdote oficia las ceremonias, bien tapado y con ropa adecuada, pero en sus ratos libres trabaja de modelo a torso desnudo. Impresiona con su trabajado cuerpo y disposición a modelar. Dona las ganancias a la iglesia y a la caridad. 

Es una bendición de Dios, dicen.

Facebook: Ricardo Esteves

Durante su jornada como cura se comporta como tal. Siempre con vestimenta adecuada, sin mostrar siquiera los tobillos y una actitud acorde. Cuando queda libre, se desata.

Disfruta de la playa, tonifica su cuerpo y trabaja como modelo. 

El “padre sexy” sabe cómo sacarle provecho a su cuerpo y vaya que le ha funcionado. Con 36 años, mantiene su cuerpo bien tonificado y una actitud de un chico de 20. 

Facebook: Ricardo Esteves

Se ha hecho famoso a raíz del siguiente video, donde actúa como un verdadero ángel:

El cura con músculos aparece en cientos de imágenes en la web. Y es que sus trabajos como modelo no han sido pocos, considerando que tiene sus fieles seguidores o seguidoras.

Facebook: Ricardo Esteves

Esa “doble vida” cautiva a muchas personas que ya quisieran tenerlo como sacerdote. Él se deja querer, pues trabajar modelando le acomoda bastante y también le sirve, claro.

El dinero que consigue con aquellas performance lo dona directamente a la iglesia y a la caridad. Es por una buena razón.

Facebook: Ricardo Esteves

Con 25 años llegó hasta Caminha (Portugal), siendo este su primer destino en cuanto a la fe. Nadie entendía por qué un joven, que adoraba la playa y el gimnasio, quería ser sacerdote. Generaba incomodidad entre los fieles.

Avanzó el tiempo y Ricardo se ganó el cariño de la gente, incluso reunieron firmas para que no abandonase la iglesia e impedir que lo trasladaran a Valença, según informa El Español

Facebook: Ricardo Esteves

“Pienso que ser cura no es solo hacer caminar al pueblo, sino que hacerlo con él. Muchas veces ocupamos tanto tiempo en temas burocráticos que perdemos el de estar con las personas y es necesario estar fuera de las iglesias, el sacerdote tiene que ir al encuentro de las personas”.

Comenta Esteves a La Voz de Galicia

Facebook: Ricardo Esteves

Con bastante claridad, amor y consciencia, este cura se ha ganado el respeto de muchos seguidores, para quienes su físico ya pasó a un segundo plano. Es más que una cara bonita.

Puede interesarte