Por Cristofer García
3 septiembre, 2020

Esto ocurrió en Córdoba, Argentina, cuando realizaban una actividad por el Día de la Niñez. Después de empujar a lo largo de una calle, el carro encendió.

Cuando se está en problemas se puede esperar que cualquier persona se acerque a ayudar. Pero que aparezcan un grupo de personas disfrazadas, con trajes de payaso, Spiderman e incluso un minion, es algo que pocas veces sucede.

Aunque suene raro, así le sucedió a este hombre, cuando su vehículo se quedó accidentado en una calle de Córdoba, Argentina. Él trató de pedir un poco de ayuda y la obtuvo de inmediato. Lo sorprendente fue quienes se acercaron a empujar el coche con él.

La Cocinita de Corazón

Como se puede apreciar en un video publicado en la red social Facebook, este grupo de personas disfrazadas corrieron hasta la parte posterior del carro y empezaron a empujar. Así recorrieron una calle entera hasta que el vehículo encendió y el hombre pudo seguir rodando.

“Lo vimos desde la camioneta, no lo pensamos dos veces, nos bajamos porque había que ayudarle más allá de que estábamos soñando en ir a comer”, comentó Matías Copetti, uno de los involucrados.

Matías, junto a sus amigos, se encontraban en una jornada de celebración del Día de la Niñez, lo cual justifica sus vestimentas. Ellos forman parte del grupo social que apoya a personas con escasos recursos llamada La Cocinita de Corazón.

La Cocinita de Corazón

“Con mis amigos festejamos el Día de la Niñez, acá en Villa Revol, y cuando volvíamos de repartir las golosinas, vimos a un loco que estaba tirado con el auto. Nadie le va a creer que una banda de payasos, un minion y un hombre araña lo ayudaron a que arranque el auto”, dijo.

La Cocinita de Corazón

“Somos todos de distintos barrios del sur de Córdoba, Jardín, San Fernando, etcétera, tenemos nuestra sede a la vuelta de la cancha de Talleres, que es el garaje de la casa de un amigo que nos presta para que guardemos las donaciones”, agregó, respecto a su organización benéfica.

La Cocinita de Corazón

Es una escena que pocas veces se podría ver, pero la cual se agradece por el gesto solidario.

Puede interesarte