Por Camila Cáceres
2 octubre, 2017

Le hicieron un maravilloso vestido a la medida… ¡En media hora!

Esta historia va a crearle un nudo en el estómago a todas las mujeres que ya tuvieron que pasar por el terriblemente estresante proceso conocido como matrimonio. Sí, es un día muy bonito y todo, pero entre organizar la comida, la bebida, la ceremonia, los trajes… ¡Y el vestido! Algunas tienen la suerte de contar con asistentes u organizadores, pero la mayoría se ven cargadas con la presión de que todo sea perfecto.

¿Y te imaginas recibir esa llamada, de que tu vestido de novia no llegará a tiempo para tu boda?

Es lo que le pasó a Nathalie Lout de 37 años, cuando se dio cuenta de que su vestido no llegaría a tiempo.

La fotógrafa de la ceremonia puso a Nathalie y su novio, Michael John Corcoran, en contacto con Courtyard Bridal Boutique desde donde les ofrecieron un plan de emergencia: una forma básica de vestido… y enviar a Lizzie Adams.

Lizzie Adams

La novia escogió un diseño simple llamado “Niagara”, el total opuesto de su vestido original.

Las últimas costuras se hicieron en 20 minutos.

Lizzie Adams

“Todavía no sé qué pasó con mi vestido original.

Me lo fui a probar 10 días antes y me dijeron que el vestido estaría listo el jueves o el viernes antes de la boda y que me contactarían. Los llamé casi diez veces y les dejé múltiples mensajes de voz. Mike incluso fue a ver qué pasaba en persona, pero la tienda estaba cerrada y no había ni una miserable nota en la puerta”.

Nathalie Lout

Lizzie Adams

Cuando la novia vio el resultado rompió a llorar.

“El vestido era increíble y la diferencia era tanta a lo que había imaginado que acabaría usando. Aunque traté de mantener la calma— terminé llorando al verlo. Tanta gente me dijo que me veía maravillosa y no podían creer que no era el vestido que originalmente había escogido”.

Nathalie Lout

Y mucho menos que lo hubiesen armado en MEDIA hora.

Lizzie Adams

Nunca dudes de la habilidad de una abuelita.

Puede interesarte