Por Constanza Suárez
28 noviembre, 2018

Adela Durán viajó en un lujoso auto y bailó el tradicional vals. Fue su mejor festejo.

Cuando Adela Durán cumplió 15 años, no tuvo ninguna celebración especial, como una de esas fiestas masivas que las adolescentes actualmente suelen hacer, ni mucho menos un viaje con sus amigas. Es que en 1943, no existía el chambelán, ni las fiestas de super 15, ni mucho menos programas de televisión dedicados a eso como Sweet Sixteen o Quiero mis 15, que la cadena MTV solía transmitir.

Pero a punto de cumplir 90 años, la mujer argentina le hizo una especial petición a sus 10 hijos, 36 nietos y 26 bisnietos: quería una típica “fiesta de 15”. Tal como cualquier adolescente.

Entonces Adela tuvo una noche de ensueño, que probablemente quedará entre los mejores recuerdos de su larga vida. Todo ocurrió como estas fiestas acostumbran. Un lujoso automóvil pasó a buscar a la anciana, se subió en un pomposo y lindo vestido de color blanco, una corona de princesa sobre su cabeza y ya en el salón la esperaba toda su familia para festejar y más tarde bailar el tradicional vals.

Twitter/GuadaTorresT

Sus nietos decidieron darle un regalo en conjunto y armaron un emotivo video con sus mejores fotografías y recuerdos. Cantaron y bailaron hasta altas horas de la madrugada.

Precisamente fue una de sus nietas quien compartió en su cuenta de Twitter fotografías del evento y la historia de Adela.

Twitter/GuadaTorresT

Tras la rápida viralización de la publicación, Adela habló con el diario El Clarín, donde dijo que: Me siento estupenda porque pude cumplir un sueño que tenía pendiente. A mis hijas les pude festejar sus 15, pero yo nunca los puede festejar. Esto me hace sentir muy mimada por mis seres queridos. Soy muy feliz desde ese día”.

Twitter/GuadaTorresT

¡Luce fantástica y se ve que lo pasó de maravilla!

Twitter/GuadaTorresT

Puede interesarte