Por Constanza Suárez
13 julio, 2018

Tras la inesperada experiencia, Beth Bamford aseguró que: «Es un gran shock, pero una agradable sorpresa».

Beth Bamford, de Staffordshire, tiene 21 años y es madre de 2 niñas junto a su novio de 22, Andy Morris.

Durante una noche, acostada en su cama, comenzó a sentir fuertes dolores. No dijo nada y bajó las escaleras para tomar un vaso de agua. Pero se sintió peor. Salió corriendo al baño con ganas de orinar.

Kennedy News and Media

Se sentó en la taza, comenzó orinar y sintió algo entre sus piernas. Y de pronto, sin aviso, tenía a dos bebés entre sus brazos. “Realmente no tuve tiempo de sentir nada mientras sucedía”, confesó Beth.

«No había llamado a una ambulancia, pero llamé a los servicios de emergencia y me hablaron mientras daba a luz a la primera. Me dijeron que necesitaba sacar la placenta. Empujé nuevamente pero salió otro bebé, no la placenta. Fue un shock”, relató Beth a Daily Mail.

Más tarde las cosas se complicaron. El segundo bebé no respiraba porque estaba en una posición equivocada. Nadie me respondía cuando gritaba y no podía despertar a mi pareja porque estaba en el piso con los bebés y no podía moverme”.

Finalmente su novio despertó, entró al baño y solo la miró. Salió corriendo a decirle a su madre que “Beth tiene dos bebés en el baño”.

Kennedy News and Media

Los recién nacidos y su madre pasaron una semana en el hospital donde fueron controlados y monitoreados.

Beth había visitado a su médico muchas veces pensando que estaba enferma, pero ni ella ni sus doctores se dieron cuenta de que era porque estaba embarazada.

Afirma que no mostró signos de embarazo porque todavía estaba teniendo períodos menstruales, no estaba comiendo más de lo normal y atribuía su aumento de peso a la “grasa”.

Kennedy News and Media

Sin embargo, Beth dice que los bebés recién nacidos son una gran sorpresa. “Es un gran shock, pero una agradable sorpresa. No sabía que estaba embarazada en absoluto”, comentó.

Puede interesarte