Por Cristofer García
20 marzo, 2020

Tomó la decisión de escribir una carta para reclamar para que los vecinos, en cuarentena, sepan respetar al resto.

Los médicos y trabajadores de la salud están agotados de trabajar largas jornadas para detener el contagio por coronavirus y atender a los enfermos que llegan de a miles diariamente a los hospitales. Por ello, cuando terminan sus turnos necesitan descansar. Sin embargo, algunos de ellos se les ve interrumpidos sus horas de sueño y están cansados de que suceda.

AP

Un enfermero en España tuvo suficiente de que durante sus pocas horas para recuperarse del trabajo, en las calles y departamentos cercanos estuvieran de fiesta, durante la cuarentena decretada en el país para detener la infección. Decidió hacer algo para llamar la atención y pegó una carta en una de las paredes del edificio.

José Muñoz

Estaba sumamente molesto y por ello pidió a los fiesteros que tomaran consciencia de que esa localidad también residía personal médico que necesitaba descansar. Había hecho turnos nocturnos consecutivos y necesitaba dormir.

«Ayer, 15 de marzo, me acosté a las 9.00 horas tras trabajar 12 horas seguidas en el turno de noche. Hoy 16 de marzo acabo de volver de hacer otro turno nocturno de otras 12 horas y esta noche vuelvo para realizar el tercero consecutivo. A las 13:00 h de ayer día 15 de marzo, me desperté sobresaltado a consecuencia de que estaban pinchando música a todo volumen hacia la calle».

Este enfermero de Unidad de Cuidados Intensivos resaltó que las tres habitaciones de su apartamento dan a la calle, por lo cual no había forma de no escuchar la bulla de la calle. «No somos héroes, somos profesionales y trabajadores, y necesitamos dormir», dijo.

José Muñoz

Esta carta la publicó el usuario José Muñoz en la red social Twitter, en la cual el profesional de la salud agregó que los vecinos ponían música toda la noche. Esta publicación se hiz rápidamente popular en el mundo del internet.

AP

«Lo entiendo perfectamente, de hecho me parece una iniciativa muy buena para socializamos en este contexto y amenizar el encierro, pero es necesario tener en cuenta que en zonas como la nuestra llena de bloques de 11 plantas y con una alta densidad de población, es probable que vivan profesionales y trabajadores de la sanidad como yo», criticó.

«Por ello pido que esto se tenga en cuenta y este tipo de acciones se lleven a cabo por la tarde, o en cualquier caso, nunca antes de las 15:00 h. Porque no somos héroes, nos quedan muchas noches de trabajo y necesitamos dormir durante la mañana y parte del mediodía. Gracias por vuestra comprensión. Ya nos queda menos», finalizó.

AP

Es una exigencia comprensible en medio de esta pandemia que cada vez demanda más esfuerzo de estos profesionales.

AP

Solo en España hay más de 20.000 casos confirmados de COVID-19 y el país se encuentra paralizado hasta controlar la emergencia sanitaria

Puede interesarte