Por Javiera González Ruiz
23 octubre, 2018

El diente creció en una sola noche y ni siquiera los dentistas se explicaban qué había ocurrido.

Aunque nadie esté preparado para ser padre, hay ciertas cosas que se aprenden de otros que ya han pasado por la misma situación, o especialistas que suelen orientar. Entonces es fácil tener claro cosas como a qué edad los bebés pueden cambiar su dieta, les comienzan a crecer los dientes, pueden dejar los pañales, etc.

Sin embargo, aunque hay una fecha estimativa general, hay algunos niños que definitivamente son la excepción a la regla.

Tal como ocurrió con este pequeño llamado Oscar, que sorprendió tanto a su madre como a un montón de médicos y dentistas.

Facebook @Tara O’Byrne

Resulta que durante la noche, Tara O’Byrne, de Drogheda en Irlanda, fue a hacer dormir a su bebé de solo 3 meses de vida. El niño no tuvo problemas en dormirse y ella finalmente se fue a su cama. Como todas las mañanas, el pequeño la despertó llorando y fue a ver qué ocurría.

Para calmarlo, le puso el chupete en la boca y esperó a que dejara de llorar y volviera a dormir por al menos una hora más. Pero distinto a como ocurría a diario, eso no sucedió e incluso intensificó el llanto. 

Así que intentó alimentarlo. Pero fue justo ahí cuando descubrió que el pequeño tenía algo extraño y duro dentro de su boca. 

Facebook @Tara O’Byrne

Rápidamente lo revisó y no podía creer lo que estaba viendo: en una noche le había crecido un enorme y filoso colmillo en su encía… algo definitivamente extraño para su corta edad. 

De inmediato llevó al niño al Hospital Nuestra Señora de Lourdes en Drogheda para buscar tratamiento. Pero apenas lo revisaron, los médicos estaban tan desconcertados que tuvieron que llamar al Hospital Temple Street para pedir ayuda y consejo.

Facebook @Tara O’Byrne
Facebook @Tara O’Byrne

Finalmente una dentista lo analizó y le quitó el diente, que gracias a la máquina de succión, subió por su nariz y debieron quitárselo desde allí.

Afortunadamente no fue nada grave y el pequeño ya no siente ningún tipo de dolor. Sin duda es un caso extraño, pero según los especialistas, hay contadas ocasiones en que incluso los bebés pueden nacer con un diente… que se puede remover en caso de dolor intenso o impedimento en la alimentación.

Si bien la mamá vivió un gran susto, luego de que su curiosa anécdota se compartiera por redes sociales, los usuarios se lo tomaron con mucho humor… e incluso lo asociaron con que el bebé se estaba preparando para Halloween:

“Halloween, dulce o travesura”

“Y dicen que los vampiros no existen”

“Justo a tiempo para Halloween”

“Maggie simpson se me viene a la cabeza”

Puede interesarte